Cameron saluda al Papa ante su "increíblemente importante e histórica" visita

Cameron saluda al Papa ante su "increíblemente importante e histórica" visita

"Es una oportunidad única para celebrar la enorme contribución de nuestras comunidades de fe en la construcción de una sociedad mejor que debe ir más allá del materialismo".

REDACCIÓN HO / .- El Primer Ministro británico, David Cameron, ofreció una calurosa bienvenida anticipada al Papa Benedicto XVI,, que hoy jueves inicia una histórica visita al Reino Unido de cuatro días que no ha logrado empañar la campaña laicista, a través de un video-mensaje difundido a pocas horas de la llegada del Pontífice a Reino Unido.

En el mensaje, Cameron ofrece al Santo Padre "una muy calurosa bienvenida a Gran Bretaña en esta increíblemente importante e histórica" giray recuerda que se trata dela primera visita papal oficial a estas tierras. En efecto, si bien Benedicto XVI es el segundo Papa en visitar Inglaterra, es el primer Pontífice que llega en visita oficial desde el siglo XVI, pues la visita de Juan Pablo II en 1982 tuvo un carácter exclusivamente pastoral.

Para Cameron "estos serán cuatro días muy especiales, no sólo para los seis millones de católicos sino para muchas personas de fe en toda Gran Bretaña y para muchos otros millones en todo el mundo".

Esta visita "es una oportunidad única para celebrar la enorme contribución que todas nuestras comunidades de fe dan a nuestra sociedad y así celebrar su rol en la construcción de una sociedad mejor que debe ir más allá del materialismo", agrega Cameron.

"La hermandad y la solidaridad que nos unen no son sólo valores cristianos sino británicos. Valores que atesoramos en nuestra sociedad, por parte de personas de fe y quienes no la profesan", prosigue.

Tras reconocer que no todos estarán de acuerdo con lo que el Papa Benedicto XVI dice, Cameron sostiene que "esto no debe impedir que reconozcamos que el mensaje del Papa nos puede ayudar al desafiarnos en como mejorar la sociedad y sobre cómo nos tratamos mutuamente".

Tras señalar que la Santa Sede es un importante aliado en diversas tareas fundamentales como la lucha contra la pobreza y la paz mundial, el Primer Ministro alienta a trabajar "por el bien común aquí en Gran Bretaña y con nuestros compañeros en el extranjero".

Benedicto XVI arribará este jueves 16 de septiembre a Edimburgo, Escocia, luego visitará Glasgow y finalmente llegará a Londres donde este domingo 19 de septiembre beatificará al Cardenal John Henry Newman, el más célebre converso del anglicanismo.

El viaje papal

Para dentro de aproximadamente hora y media está prevista la llegada de Benedicto XVI a tierras escocesas, concretamente al aeropuerto de Edimburgo, donde será recibido en un gesto no habitual por el duque y marido de la Reina Isabel II, con la que se enontrará poco después en el palacio Real de Holyroodhouse. Allí será donde el Papa pronuncie el primero de sis discursos oficiales en este viaje de cuatro días.

Ya por la tarde está previsto que oficie una Eucaristía en el Parque de Glasgow, ceremonia en la que la popular Susan Boyle cantará tres canciones, en el que será el primero de los tres grandes actos públicos previstos. El corazón habla al corazón, el lema del cardenal Newman que será beatificado el domingo en Birmingham, es el lema para esta visita, ya histórica, la primera de Estado que reliza un Papa el Reino Unido desde el siglo XVI.

Benedicto XVI se desplazará en papamóvil hasta la residencia del arzobispo de Edimburgo, el cardenal Keith O'Brien, atravesando el centro de la ciudad. El papamóvil también será utilizado en otros cortos desplazamientos en las ciudades de Londres y Birmingham, las otras escalas del viaje del pontífice, por el expreso deseo de Su Santidad de poder saludar a quienes se congreguen en la calle. Tras la misa en Bellahouston Park de Glasgow el Papa marchará en avión a la capital británica para pasar la noche.

Como informa hoy el diario ABC, la visita del Papa fue criticada ayer en una carta publicada en el diario izquierdista The Guardian, avalada por una cincuentena de firmantes, entre ellos destacados adalides de la causa atea, homosexual o abortista, como Richard Dawkins, impulsor de las últimas campañas de anuncios contra la existencia de Dios. La carta rechaza que la Santa Sede tenga rango de país y el Papa sea jefe de Estado, por considerarlo ·meramente una conveniente ficción para amplificar la influencia internacional del Vaticano·".

Christopher Jamison, portavoz de la visita, restó importancia a esa acción e indicó que el mensaje grabado por el primer ministro y colgado en la web de Downing Street dando una Wmuy calurosa bienvenida" al Papa, destacando la "enorme contribución" de la Iglesia Católica a la sociedad británica, es una "excelente respuesta a esa carta".

La importancia del viaje viene reflejado por el despliegue de la BBC, que ha acreditado cerca de cuatrocientos profesionales, algo más que las 292 personas que envió a cubrir el Mundial de Sudáfrica y eso que en Inglaterra, como han bromeado algunos comentaristas, el fútbol es casi sagrado.

Hay quien atribuye ese despliegue al hecho de que el director general de la BBC, Mark Thompson, es católico practicante, aunque también es visto como un modo de compensar las críticas que con razón recibe la corporación pública de radiotelevisión de desatender el fenónemo religioso o incluso moverse por prejuicios anticristianos.