El mediático Jones apuntilla su surrealista actitud sobre la quema del Corán

El mediático Jones apuntilla su surrealista actitud sobre la quema del Corán

En su enésima comparecencia pública y pese a la gravedad del caso tras las amenazas del fanatismo islámico, que se multiplican contra minorías religiosas e intereses occidentales, el pastor retoma sus planes.




Terry JonesREDACCIÓN HO.-  El surrealismo se ha apoderado del caso en torno a la anunciada quema este sábado, noveno aniversario del 11-S,  por parte del reverendo Terry Jones del libro sagrado para los musulmanes. Todo un sainete, si no fuera por la gravedad que revisten las amenazas con las que el fanatismo islámico promete responder a la acción del pastor baptista. Ahora, el reverendo ha comparecido por enésima vez ante los medios para volvera a amenazar con quemar el Corán, después de que a última hora de ayer -hora española- dijera que renunciaba a sus planes y a primera hora de hoy que se lo estaba pensando.


Mientras la Interpol ha desplegado un dispositivo especial de alerta ante el incremento de amenazas del fanatismo islámico alimentando el odio a Occidente y a otras religiones, el reverendo Terry Jones declaraba a primera hora de esta mañana que estaba "reconsiderando" la cancelación de la convocatoria de quema de ejemplares del Corán, después de que quedara sin concretar una reunión que presumiblemente iba a mantener con el promotor de la mezquita de Nueva York, el imán Feisal Abdul Rauf.


La polémica y la incertidumbre se ciernen sobre el asunto. Primero, el pastor convocaba a la prensa para decir que desistía de sus planes porque había convencido al imán de que cambiara el emplazamiento para la construcción de una mezquita, prevista en de la Zona Cero, proyecto que ha alimentado la polémica durante meses en Nueva York. Pero el imán salía después a declarar que esto no era cierto, por lo que el pastor volvía a llamar a los medios para decir que entonces había sido engañado y que simplemente estaba reconsiderando su decisión de quemar el libro sagrado para los musulmanes. Se da la circunstancia de que el pastor, que cuenta con unos 150 feligreses, ha concedido 150 entrevistas entre julio y agosto, principalmente a medios internacionales.


"Asumimos que el imán (Musri) dijo que era cierto. Ahora estamos en un limbo y tenemos que reconsiderar nuestra posición", ha dicho Jones. "Nos gustaría pensar que lo que dijo el imán era cierto. Hemos retrocedido un poco hasta el punto de partida. Esperemos que las cosas funcionen", prosigue Jones, citado por la CNN, en declaraciones recogidas por Europa Press.


Wayne Sapp, del Dove World Outreach Center de Florida, donde Jones imparte misa, ha revelado que la convocatoria del sábado ha quedado aplazada hasta que se confirme la reunión de Nueva York entre Jones, Rauf y Musri. La iglesia va a esperar 24 horas antes de tomar cualquier decisión, según Sapp.


 "Hemos cancelado la convocatoria porque (Musri y Rauf) habían acordado trasladar la mezquita", dijo Jones, que ha hablado en varias ocasiones con el clérigo musulmán de Florida.


 Sin embargo, Musri niega que haya hablado con Rauf y dice no estar autorizado para anunciar un cambio en los planes del centro islámico de Manhattan. A su entender, Jones podría haber "estirado" sus conversaciones hasta hablar de un pacto inexistente. Asimismo cree que el reverendo protestante sabe en realidad que no hay acuerdo alguno.


Musri, en cambio, sí afirma haber hablado con personas cercanas a Rauf, quienes le habrían trasladado la disposición de éste a celebrar una reunión si se suspendía la quema de libros del Corán.


Por su parte, uno de los promotores de la mezquita, Sharif el Gamal, ha negado que haya cambios en la propuesta del complejo, denominado 'Park51'. "El proyecto continuará tal y como está planeado. Lo que está apareciendo en los medios es una falsedad", ha manifestado en un comunicado.