Los ginecólogos piden que se defina la “anomalía fetal”

Los ginecólogos piden que se defina la “anomalía fetal”

«<a href="../../../../../../../../node/32505">Los ginecólogos desmontan los falsos argumentos de la Abogacía del Estado sobre la ley del aborto</a>»
«<a href="../../../../../../../../node/23136">Ginecólogos DAV: "Estamos dispuestos a ir a la cárcel antes que acatar una ley criminal"</a>»

REDACCIÓN HO/EUROPA PRESS.- A los miles de casos de profesionales de la sanidad que se niegan a practicar abortos acogiéndose a su derecho constitucional a la objeción de conciencia su suman ahora los ginecólogos, que exigen una definición clara de los casos en que, según  la ley, se puede perpetrar un aborto por enfermedad del feto.

Un informe realizado por la comisión de la SEGO recuerda que la ley del aborto no define, "basado en la evidencia científica", qué se entiende por anomalía fetal incompatible con la vida; qué se entiende por enfermedad extremadamente grave e incurable en el momento del diagnóstico, y finalmente, los aspectos metodológicos del funcionamiento interno que deben de tener los comités clínicos.

La Comisión Bioética de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) pide que se establezcan los criterios que definan las enfermedades extremadamente graves e incurables del feto para que los especialistas que formen parte de los comités clínicos para la interrupción voluntaria del embarazo puedan "determinar y dilucidar en cada caso lo más oportuno".

La SEGO recuerda que los comités clínicos han de ser conocedores de todas las alternativas, es decir, "han de estar constituidos por personas expertas en las materias a tratar así como de los distintos caminos y soportes sociales que el sistema sanitario y social dispone".

La comisión entiende que es "muy necesario" que cada caso en el que se finalice la gestación, el "producto" sea estudiado posteriormente por un patólogo experto a fin de poder establecer un correcto asesoramiento reproductivo ulterior.

Enfermedades “incompatibles con la vida”

Las enfermedades que catalogan como anomalías fetales incompatibles con la vida son: anencefalia, exencefalia, acráneo; hidranencefalia; holoprosencefalia alobar; atresia laríngea; atresia traqueal; agenesia diafragmática; agenesia renal bilateral; patología renal bilateral con secuencia potter y decomienzo precoz; ectopia cordis; pentalogía de cantrell; síndrome de bandas amnióticas; limb-body wall complex; displasia esquelética letal con hipoplasia torácica y afectación precoz, y cromosomopatías -- trisomía 18, trisomía 13, trisomía 9, triploidias--.

En cuanto a las enfermedades extremadamente graves e incurables a tenor del conocimiento científico disponible en el momento del diagnostico, señala las malformaciones cardíacas como las formas graves de anomalía de Ebstein, con insuficiencia tricúspide severa y gran cardiomegalia.

Asimismo, incluye la hipoplasia de cavidades izquierdas; Isomerismo derecho; canal atrioventricular completo con bloqueo atrioventricular completo, en el contexto de isomerismo izquierdo; cualquier cardiopatía estructural que se acompañe de fracaso cardíaco; miocardiopatías/disfunciones miocárdicas con fracaso cardíaco; encefalocele asociado a otras anomalías y/o que cause desestructuración anatómica del SNC; hidrocefalia grave y progresiva; Ausencia o hipoplasia grave de vermis cerebeloso; alteraciones estructurales graves del SNC; agenesia completa y aislada del cuerpo calloso; tumoraciones con compromiso severo de estructuras vitales; hernia diafragmática grave; esclerosis tuberosa y hidrops grave sin causa aparente.