"La prepotencia machista y la demagogia feminista" dañan a la mujer

"La prepotencia machista y la demagogia feminista" dañan a la mujer

Arzobispos españoles salen en defensa de la familia, la libre objeción de conciencia y el derecho a la vida.

REDACCIÓN HO/EUROPA PRESS.- Los arzobispos de Valladolid y Oviedo, Monseñores Ricardo Blázquez y Jesús Sanz Montes respectivamente, han salido este miércoles en defensa de la familia y la vida, dos de los ámbitos en los que el Gobierno socialista centra su ofensiva destructora de las raíces culturales e identitarias de la cultura española.

El arzobispo de Valladolid, Monseñor Ricardo Blázquez, ha cargado contra el aborto durante la homilía en honor de la Virgen de San Lorenzo, patrona de la capital, ya que a su juicio éste "no es humano ni humanizador".

El prelado ha reivindicado el derecho del personal sanitario para objetar por motivos religiosos y morales a la hora de practicar los abortos como un "ejercicio de libertad" y ha recordado que "nadie tiene el derecho de suprimir una vida en gestación", al tiempo que reclamó ayuda para las madres con problemas para evitar que recurran a esta medida.

Defensa del aborto

Le respondió inmediatamente el presidente del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Valladolid, Óscar Puente, para decir que al Gobierno le corresponde dictar normas "en función del interés general y de la voluntad de la mayoría de la población", por lo que pidió respeto para las instituciones.

Por su parte, el arzobispo de Oviedo, Monseñor Jesús Sanz Montes, ha invitado desde la Basílica de Covadonga a luchar contra todo lo que "destruye y ensombrece a la familia, que no es una institución rancia, sino el cauce de la vida de los hombres".

En la tradicional misa que se celebra en honor de Nuestra Señora de Covadonga coincidiendo con el Día de Asturias, el titular de la diócesis ha descrito la familia como una "institución humana fundamental" que vive "la persecución de quienes la temen y no protegen la vida, ni la quieren".

La mujer, víctima del machismo y del feminismo

Monseñor Sanz ha criticado a quienes "no dejan nacer", así como a quienes "abaratan y banalizan el amor" con rupturas "fáciles" y aventuras y ha lamentado la falta de ayuda a la mujer por "la prepotencia machista o la demagogia feminista".

El arzobispo de Oviedo ha agradecido a quienes, por el contrario, contribuyen con su esfuerzo a mejorar la situación de éstas, así como de las familias y de la vida "en todos sus tramos".

En su intervención, ha recordado además a las víctimas de barbaries como las guerras, el terrorismo, el paro, la soledad o la enfermedad.

Raíces cristianas

Monseñor Sanz ha agradecido al Ministerio de Cultura, al Gobierno del Principado, al Arzobispado y al resto de instituciones asturianas su contribución para mejorar el Santuario, que "no debe convertirse en un convento de clausura, pero tampoco en un parque temático":

"Covadonga, como nuestros mejores caldos, las fabes y la sidrina tiene una denominación de origen, que es la cristiana".