La 'pedofobia' social impide la protección de los niños nacidos y por nacer

La 'pedofobia' social impide la protección de los niños nacidos y por nacer

Ante el XX Aniversario de la Convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, el reconocido neonatólogo Carlo Bellieni denuncia ese creciente miedo, fruto de ver al niño como un "derecho".

ACIPRENSA.- El neonatólogo italiano Carlo Bellieni denuncia la creciente "pedofobia" (miedo a los niños) que afecta a las distintas sociedades, como uno de los principales obstáculos para la protección de los menores desde su concepción. En un artículo publicado por diario L’Osservatore Romano, el especialista recuerda el vigésimo aniversario de la convención de la ONU sobre los Derechos del Niño, y abogó por una mayor aceptación social de los niños nacidos y por nacer.

Bellieni es un frecuente colaborador del diario en temas de salud y bioética. En el texto se refiere a un informe publicado en la revista médica británica The Lancet, según el cual los niños siguen siendo "invisibles" para la sociedad a dos décadas de la convención de la ONU sobre protección y cuidado de los niños del mundo.

Según el especialista, esto se debe a la falta de políticas comunes entre las naciones que garanticen la protección de los niños y sobre todo a "que respiramos propaganda anti natal en todas partes y hemos transformado al niño en un ‘derecho’".

Bellieni denunció que hoy el niño sólo tiene derechos si cumple con ciertas normas establecidas, una "premisa terrible para los derechos universales."

La incapacidad de aceptar al niño, dijo el médico, parte del hecho de que los adultos tienen dificultades para reconocer la dependencia humana. Un niño, "nos obliga a reconocer nuestra fragilidad y la dependencia personal - algo que en el fondo nos asusta", indicó.

Tras destacar que la "sociedad asustada y fóbica rechaza al niño", explicó que en esta "sociedad pedofóbica" sólo se permite que un bebé nazca después de aprobar una serie de pruebas, se ve al hijo como un "derecho de los padres" y se permite que los padres "congelen los embriones para (después) sofocarlos con juguetes que cubren su propia incapacidad de estar presentes".

Afirmó que esta "cultura pedofóbica" también llega a las escuelas donde los niños son bombardeados con información como si fueran adultos.

Para Bellieni esta mentalidad de miedo a los niños también responde a los medios de comunicación que promueven la idea de que "empezar una familia está prohibido" y que sólo los niños genética y culturalmente homogéneos son aceptables.

Teniendo en cuenta estas ideas, el médico neonatal italiano señala que no debería sorprender que los padres sean "incapaces de aceptar" a sus hijos. Bellieni pide por todo ello a los políticos que tengan especial cuidado para no incorporar tendencias o ideas "pedofóbicas". El niño "tiene plenos derechos humanos y el primer derecho es (que los adultos) sepan escucharlo, y entender sus reales demandas, incluso cuando no pueda hablar", concluye.