Un político pakistaní inunda una aldea cristiana para salvar sus propias tierras

Un político pakistaní inunda una aldea cristiana para salvar sus propias tierras

La decisión, que provocó la muerte de al menos quince aldeanos, un nuevo y tétrico episodio que evidencia el grado de desprecio que sufren los cristianos en el país.

REDACCIÓN HO.- Un político paquistaní inundó la aldea cristiana de Khokharabad, en Punjab (alrededores de Multan) con la única intención de para salvar sus propias tierras, lo que provocó la muerte de al menos quince de aldeanos, según denunció la agencia Fides - órgano informativo de la Congregación vaticana para la Evangelización de los Pueblos-, en una información recogida por Zentir.org.

La tragedia provocada contra los habitantes de la aldea cristiana, cuyos habitantes sufrieron el golpe del agua desviada por el político, se cebó así con un una población 250 mil habitantes que ya se había visto duramente castigada por las inundaciones que, según datos de la ONU, han provocado 800 mil personas sin hogar.

Según denuncia Fides, en esta aldea las inundaciones fueron "guiadas" por Jamshed Dasti, político de Muzaffargarh y propietario de tierras cercanas, quien construyó presas y barreras para desviar el recorrido de las aguas hacia Khokharabad y salvar sus tierras.

"Ni siquiera se avisó a los habitantes de Khokharabad y no tuvieron tiempo de salvarse: toda la aldea fue barrida por las aguas, murieron al menos 15 personas y 377 cristianos se han quedado sin casa", denuncia Fides.

Taj Masih, uno de los responsables de la aldea, ha declarado: "Es un acto inhumano. Nuestra aldea fue inundada adrede. Para salvar su tierra, Dasti prefirió dejar a 377 personas sin casa y sin cosechas, nuestra única fuente de supervivencia. Ahora no tenemos nada".

Se lavan las manos

Dasti ha rechazado toda responsabilidad, afirmando que la decisión de levantar las barreras fue tomada por el Departamento de Agricultura del Distrito. Los funcionarios del Departamento, a su vez, dicen que actuaron tras haber recibido órdenes. El gobernador del Distrito niega haberlas dado. De este modo, todos pasan la responsabilidad y nade se la ha asumido hasta el momento.