Insumisión e insultos al Defensor del Pueblo desde el tripartito

Insumisión e insultos al Defensor del Pueblo desde el tripartito

La ley de acogida del tripartito, que utiliza el señuelo de la integración para imponer también a los inmigrantes la lengua y el pensamiento obligatorios de los nacionalistas, desencadena la ira del nacionalismo.

REDACCIÓN HO/EUROPA PRESS.- El gobierno regional catalán (con el añadido de CiU, en la oposición) es la única administración de los países occidentales que no cumple las leyes, ni las sentencias judiciales y además alardea de ello. Tampoco le sucede nada porque el gobierno de la nación forma parte de la rebeldía institucional, como una buena parte de la judicatura.

El Defensor del Pueblo se propone recurrir ante el Tribunal Constitucional la ley de acogida del tripartito catalán, una norma que utiliza el señuelo de la integración para imponer la lengua obligatoria también a los inmigrantes. Esta ley exige a los inmigrantes, entre otras cosas, acreditar oficialmente el conocimiento del catalán para que les sea concedido el certificado de arraigo.

La noticia, que no ha sido hecha pública por la oficina del Defensor, la dio a conocer el diputado del parlamento regional catalán, José Domingo, de Impulso Ciudadano, quien se dirigió a la institución para protestar por la ley aprobada por los nacionalistas de CiU, PSOE, ERC e IU en Cataluña.

Insultos y declaraciones de rebeldía

La reacción de todos los partidos nacionalistas catalanes, es decir, de todos menos PP y Ciudadanos, ha sido la declaración de insumisión activa y el insulto.

En el primer caso se sitúa la consejera de Acción Social y Ciudadanía, Carme Capdevila, que ha rechazado el recurso a la ley del Defensor del Pueblo y ha defendido el catalán como primera lengua de acogida con el lamentable argumento de que, imponiendo el nacionalismo a los inmigrantes, se les garantiza la igualdad de oportunidades.

El consejero de Innovación, Universidad y Empresa, Josep Huguet, ha calificado al Defensor del Pueblo de "falangista" hasta en tres ocasiones.

El presidente de ERC, Joan Puigcercós, le ha lcalificado de “el mejor aliado del racismo y la xenofobia” y le acusa de “segregar y dividir la sociedad catalana”.

"El catalán no debe ser requisito que impida la integración laboral"

Representantes de las asociaciones de inmigrantes consideran que "el catalán no debe ser requisito que impida la integración laboral" y, por lo tanto, entienden el recurso al Tribunal Constitucional contra la ley catalana de acogida.

El presidente de la Federación Estatal de Asociaciones de Inmigrantes y Refugiados en España (FERINE), Víctor Sáez, ha apoyado a la Defensora del Pueblo en funciones en su recurso, al valorar la ley como "negativa para la integración", y ha reclamado al TC que "le de la razón":

“El Defensor del Pueblo actúa de una manera muy correcta para que los inmigrantes puedan trabajar sin el uso del catalán. El castellano es el idioma propio de España, el dominante".

El presidente de la Asociación de Trabajadores Inmigrantes Marroquíes en España, Kamal Rahmouni, ha asegurado que "no se puede exigir a los inmigrantes algo más que al resto de los ciudadanos" y considera "respetable" la decisión de la Defensora del Pueblo "sea con el objeto que sea":

"Los inmigrantes deben conocer dos idiomas, el castellano y, si viven en Cataluña, el catalán también, porque es algo positivo que enriquece y favorece la integración y la vida en comunidad, pero no puede convertirse en un requisito o un impedimento para acceder a un puesto de trabajo".