La TV danesa demuestra mañana los abortos ilegales de Ginemedex en Barcelona

La TV danesa demuestra mañana los abortos ilegales de Ginemedex en Barcelona

Los acusaciones de practicas abortivas ilegales vuelven a apuntar a la clínica Ginemedex de Barcelona. Este domingo, 29 de octubre, por la noche la televisión pública de Dinamarca, www.dr.dk, emite un reportaje en el que se demuestra que este centro no pone impedimentos para practicar un aborto a una mujer en avanzado estado de gestación. También el británico Daily Telegraph lleva tiempo denunciando esas prácticas, de las que se han desentendido la Consejería catalana de Salud y las autoridades españolas hasta el momento.

FORUM LIBERTAS.- Mediante cámara oculta, el reportero, acompañado de una mujer supuestamente embarazada, consigue que el director y principal propietario de la clínica Ginemedex le asegure que no hay ninguna dificultad para que aborte. El único inconveniente, salvable, es la edad del feto, casi sietemesino, pero insiste en que el hecho de ser más compleja la intervención sólo afectará al precio que se debe pagar.
 
El reportaje muestra como el director de la clínica induce con razones falsas a que la mujer se avenga a cumplimentar un texto en el que se formula que padece una grave enfermedad mental.
 
Simple transacción comercial
 
Obviamente, no se produce ningún tipo de reconocimiento médico en este sentido, y todo está fundamentado en una simple transacción comercial que rondará los 6.000 euros. La pareja abandona a continuación el centro médico alegando que van en busca del dinero para llevar adelante la interrupción del embarazo. Es tan sólo la excusa.
 
Poco después, el periodista hace nuevo acto de presencia, esta vez en el ejercicio de su profesión. Informa de que viene representando a la televisión pública de Dinamarca y solicita una entrevista con el mismo personaje con el que la mantuvo en compañía de su supuesta pareja. Aparece el director y, entre sorprendido y desconcertado, intenta argumentar ante el periodista que éste no le entendió bien antes, cuando estaban los tres juntos, aunque el reportaje está grabado y habla por sí sólo. Ante las manifestaciones del periodista en el sentido de la evidente ilegalidad que se comete en la clínica, el director se enfada y lo expulsa del centro.
 
Entrevistas testimoniales
 
Como complementos a este reportaje, hay una entrevista con el presidente de E-Cristians, Josep Miró i Ardèvol, y con el catedrático de Derecho Penal y presidente de la Asociación Juristas Cristianos de Cataluña, el doctor Jesús Silva.
 
El día después de la emisión en Dinamarca, el reportaje será emitido también en Holanda, Inglaterra y Alemania. La televisión danesa ha hecho una oferta del programa a la televisión de Cataluña, TV3, que, por ahora, no consta que haya aceptado.
 
Resultaría escandaloso y fraudulento que tantas televisiones europeas ofrecieran el reportaje sobre las prácticas abortivas de esta clínica a su audiencia y ninguna española lo hiciera.

La denuncia del Daily Telegraph

También el Daily Telegraph sigue investigando a la clínica abortista. Un equipo de este diario británico está nuevamente en Barcelona, después de un primer trabajo que permitió a estos informadores publicar el domingo 10 de octubre, dentro del dominical Sunday Telegraph una serie de datos que implican a la clínica Ginemedex en posibles delitos de aborto. Ahora quieren seguir investigando y promoviendo que se haga justicia ante este fraude de ley.

Los periodistas se entrevistaron el pasado 15 de octubre con el presidente de E-Cristians y editor de ForumLibertas.com, Josep Miró i Ardèvol. También tenían previstos, entre otros, sendos contactos con un representante de la Generalitat de Cataluña y con el presidente de Médicos Cristianos de Cataluña y comisario del Año Pere Tarrés 2005, Josep Maria Simón. Los responsables de Ginemedex, por su parte, se han negado a recibirles.

En el caso del Gobierno catalán, el equipo de Daily asegura que puede aportar pruebas (entre ellas una grabación de vídeo con cámara oculta) ?que demuestran claramente la existencia de prácticas de abortos ilegales?. Quieren, en definitiva, facilitar la investigación que el Departamento de Salud realizó el miércoles 13 de octubre con una inspección rápida en la que sólo revisó material de la misma clínica Ginemedex, sin afrontar cuestiones como las ?urgencias ginecológicas? o la falta de independencia de los informes médicos que avalan los abortos, puntos básicos para descubrir posibles delitos. Con todo lo que entrega este grupo de informadores, la Generalitat tiene todos los elementos necesarios para reabrir el caso mediante nuevas inspecciones (si no los tenía ya antes).

Los periodistas del rotativo británico no limitan su trabajo a España. En su propio país, el Gobierno de Tony Blair acaba de abrir una investigación sobre la fundación British Pregnancy Advisory Service (BPAS), la más grande del Reino Unido en lo que se refiere a promoción del aborto. Esta organización ayuda económicamente a chicas británicas para que viajen a Barcelona a abortar, recomendándoles específicamente la clínica Ginemedex. Pero además, lo hace con dinero público procedente de subvenciones de la administración, unas dotaciones que suponen, en el caso de BPAS, el 70 por ciento de los gastos destinados al aborto con dinero de todos los británicos. La fundación explica que el tipo de abortos que se practica en España, sin límites en la gestación cuando se alega riesgo para la salud de la embarazada, es legal. Pero el equipo de DAILY TELEGRAPH recuerda que ?es un delito porque se admite que no hay motivos legales? y que, además, "se comete con dinero público".

Cabe recordar que el aborto está despenalizado en España en tres casos: que el embarazo sea consecuencia de una violación (22 semanas como máximo), malformaciones en el feto (hasta 22 semanas también) y peligro para la salud física o psíquica de la madre (sin límite). Bajo el paraguas de este último supuesto, se está violando sistemáticamente la legalidad vigente, como ya se ha denunciado desde varios medios de comunicación (la revista ÉPOCA publicó un completo reportaje en 2003) y desde entidades defensoras de la vida. ?Si usted tiene un embarazo normal y quiere abortar, lo que ponemos en el papel es que había una urgencia ginecológica?. Este comentario de los responsables del centro barcelonés a los periodistas de DAILY TELEGRAPH, que se habían hecho pasar por una pareja que quería abortar, consta en grabaciones de las que dispone el rotativo británico.

La Sanidad catalana se desentiende 

La denuncia de Juristas Cristianos de Cataluña mantiene vivo este caso de abortos ilegales en Barcelona, que la prensa inglesa ha destacado mucho más que la española.
 
Por segundo fin de semana consecutivo (el 17 de octubre), el dominical británico Sunday Telegraph dedicaba su portada al caso de las mujeres inglesas que van a abortar a la clínica barcelonesa Ginemedex, donde una periodista embarazada grabó cómo numerosas veces le decían que ?no hay problemas con la ley? para abortar aunque tanto ella como el niño estaban perfectamente sanos.
 
El diario británico recoge en esta ocasión declaraciones de Rafael Manzanera López, director de Recursos Sanitarios de la Conselleria de Sanidad, quien asegura que ?ya estoy hablando con el embajador británico en Madrid y el cónsul aquí en Barcelona y por supuesto miraré la nueva información [del diario] y actuaré según lo que vea.?
 
?Si hay cualquier falsificación de documentos, entonces es un tema criminal y está fuera de mis manos?, continúa Manzanera. ?Eso es un crimen muy serio y materia para la policía. Si hay un procedimiento de investigación, entonces mi departamento estrictamente buscará cumplir con la ley?.
 
¿Cuán seria es la voluntad de investigar?
 
La Generalitat acudió el miércoles 13 a inspeccionar la Clínica Ginemedex, en una visita de rutina de un solo día tras la cual declaró que no había irregularidades. Ahora Manzanera habla de nuevas investigaciones. Para asegurarse, los colectivos E-Cristians y Juristas Cristianos de Cataluña van a presentar una denuncia.
 
?Es importante concienciar a la sociedad española de que nuestra legislación está diseñada para tranquilizar las conciencias de la gente y de las administraciones, permitiendo una doble moral?, señala a ForumLibertas Ezequiel Miranda, de Juristas Cristianos de Cataluña. ?En España se practica de forma masiva el fraude de ley en el aborto, con el supuesto de salud para la madre o de urgencia ginecológica: el caso destapado por los británicos es un buen ejemplo?.
 
Josep Miró, presidente de E-Cristians, es citado en las páginas del rotativo inglés: ?la denuncia se llevará en su mayor parte con las pruebas aportadas por The Sunday Telegraph, que nuestros abogados piensan que tienen un gran peso y pueden resultar en una condena?.
 
También aparecen en las páginas del TELEGRAPH el doctor Josep Maria Simón Castellví, presidente de Médicos Cristianos de Cataluña: ?llevamos al menos dos años sospechando de que Ginemedex y otras clínicas del grupo Barnamedic están realizando abortos ilegales, pero conseguir evidencias resultaba más difícil que mostrar las armas de destrucción masiva de Irak; gracias al SUNDAY TELEGRAPH, ahora tenemos estas pruebas?.
 
El doctor Castellví, que el pasado fin de semana enseñó el vídeo-prueba de  los periodistas ingleses durante un congreso mundial de ginecólogos católicos en Roma, está asombrado por la poca relevancia del caso en la prensa española. ?En Inglaterra ha resultado todo un escándalo, ha salido en varios diarios, incluyendo The Times, y el tema se mantiene vivo; en España sólo lo ha seguido La Razón, mientras ABC lo publicó sólo un día. Por comparación con Inglaterra, parece que en España hay un silencio mediático?, denuncia el médico.
 
?Hay que pensar que si hay denuncias en Gran Bretaña y en España los jueces pueden pedir más pruebas a los periodistas del Sunday Telegraph, y los periodistas de investigación suelen guardar información en la recámara?, avisa el doctor Simón.
 
Mientras tanto, el sector del aborto en ambos países se muestra desafiante. La directora de administración de Ginemedex, Remedios Valls Herrero, declara al periódico inglés: ?Si van a intentar llevarnos a juicio, que lo hagan. No nos importa. No hemos cambiado ninguna de nuestras prácticas.?
 
Tampoco la fundación inglesa BPAS, que recomienda a las inglesas embarazadas de más de 24 semanas ir a abortar a Ginemedex en Barcelona, ha cambiado sus prácticas. Incluso después de publicarse su implicación en el TELEGRAPH las telefonistas de BPAS seguían dando el teléfono de Ginemedex.
 
?El hecho de que BPAS siga remitiendo mujeres a esa clínica esta semana, después de que The Sunday Telegraph haya destapado que se practican abortos ilegales, es una prueba más de su desfachatez?, denuncia la diputada inglesa Ann Widdecombe. ?La financiación de BPAS debe retirarse, porque ya es bastante inaceptable que una clínica abortera aconseje a la gente violar la ley, pero si lo hacen con el dinero de todos añaden el insulto a la injuria pública que causan. Tal como lo veo, si aún hacen esto después de salir en la prensa, se les debería cerrar.?
 
En España, que es donde se producen los abortos ilegales demostrados por el diario, ningún diputado ni cargo público se ha pronunciado pidiendo algo tan simple como que se aplique la ley