Según el PSOE, la objeción de conciencia es una “campaña ideológica”

Según el PSOE, la objeción de conciencia es una “campaña ideológica”

«<a href="../../../../../../../../node/31977">El Gobierno reacciona ante la Guía de Objeción de Conciencia</a>»
«<a href="../../../../../../../../node/31748">Se crea en Andalucía un registro de médicos objetores</a>»

REDACCIÓN HO/EUROPA PRESS.- Cuando se cumple un mes de la aplicación de la reforma de la ley del aborto, el Partido Socialista se empieza a poner nervioso. Los  objetores de conciencia se están multiplicando, y no solo entre médicos, anestesistas y los profesionales más directamente implicados, poniendo serias dificultades a la entrada en vigor de la norma de Zapatero sobre el exterminio de niños.

Para hacer frente a la oleada de objeciones, el PSOE ha presentado hoy la objeción de conciencia no como la respuesta de los profesionales de la sanidad con principios, o como un derecho constitucional, sino como una mera “campaña ideológica”.

La consejera andaluza de Salud, María Jesús Montero, ha declarado que el registro de objetores creado por el Consejo Andaluz de Colegios de Médicos ”contradice" lo que marca la propia comisión deontológica de la Organización Médica Colegial (OMC) y es una "campaña ideológica contra la interrupción voluntaria del embarazo":

“No parece lícito utilizar a los profesionales para hacer del aborto una confrontación ideológica. La objeción de conciencia no debe trasladarse a actuaciones previas indirectas, ya que sería una obstrucción a la legislación vigente".

La consejera ha perdido los nervios al hilo de las declaraciones del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos, que ha creado un Registro Andaluz de Médicos Objetores de Conciencia, a la vista de los numerosos profesionales de la sanidad que se están poniendo en contacto con sus colegios médicos en las provincias andaluzas para articular su negativa a practicar abortos.

El Registro está abierto a los profesionales de la sanidad directamente implicados en el aborto y también a los que indirectamente pudieran intervenir. Al respecto, en algunos lugares de España se han empezado a presentar objeciones de conciencia del personal administrativo que formaliza la documentación de las mujeres que acuden a abortar.

La objeción de conciencia ante el aborto en España