Los kenianos votan su nueva Constitución, que abre las puertas al aborto

Los kenianos votan su nueva Constitución, que abre las puertas al aborto

Junto a aspectos que cuestionan la libertad religiosa, se hace hincapié para rechazarla en que la nueva Constitución introduce el supuesto del 'riesgo para la vida de la madre' para permitir el aborto.

REDACCIÓN HO.- Los kenianos comenzaron a votar este miércoles en un referéndum para adoptar una nueva Constitución redactada en principio para moderar los poderes del presidente y pasar la página de la violencia poselectoral de finales de 2007, que dejó unos 1.500 muertos. Pero esto ha quedado en un segundo plano, ante la relevancia que han adoptado otros dos temas: las repercusiones en torno al derecho a la vida y a la libertad religiosa.

Así en la campaña previa a la consulta los llamados 'rojos', partidarios del 'no', liderados por grupos cristianos, combatieron dos puntos específicos del proyecto: el aborto terapéutico y los tribunales islámicos familiares. El nuevo texto, aunque mantiene la prohibición del aborto, comienza su despenanización al establecer ya una expeción:  el supuesto de riesgo para la vida de la madre, que aparte de devaluar el valor de una vida sobre otra se ha revelado en tantos países, incluido España, como todo un coladero para permitir el fraude de ley y establecer barra libre al aborto.

En cuanto al factor de libertad religiosa, este sector se opone de la misma manera a que se mantengan los kadhis, tribunales islámicos a cargo de solucionar los desacuerdos familiares (divorcio, herencias, etc) entre musulmanes, que otorga, según ellos, derechos específicos a una religión. Los kadhis ya figuran en la actual Constitución.

Los colegios electorales abrieron sus puertas a las 06H00 locales (03H00 GMT). En el centro de Nairobi se formaron delante de los colegios electorales filas de espera de varios cientos de electores. Unos 12,4 millones de electores podrán pronunciarse hasta las 17H00 (14H00 GMT) sobre el texto destinado a reemplazar la Constitución del país, adoptada tras la independencia de esta ex colonia británica, en 1963.

La ley obliga a la comisión a publicar los resultados definitivos en un máximo de 48 horas tras el cierre de los colegios, aunque el presidente de la comisión electoral, Ahmad Issack Hassan aseguró hoy a la prensa que se espera "poder publicar los resultados en 12 horas.

Otros puntos de la nueva Constitución

Los especialistas afirman que la Carta Magna actual de Kenia, que data de 1963, cuando el país se independizó del Reino Unido, necesita ser actualizada porque fue redactada en un momento en el que existía un solo partido político, concede excesivos poderes al presidente y no considera el puesto de primer ministro.

La reforma constitucional era uno de los puntos clave del acuerdo para formar un gobierno de coalición firmado en febrero de 2008 entre el presidente reelecto Mwai Kibaki y su rival Raola Odinga, actual primer ministro, para poner fin a la peor violencia registrada desde la independencia de Kenia, primera economía de África del Este. El nuevo texto conserva un régimen presidencial, aunque con poderes moderados, en especial a través de un mayor control del Parlamento sobre los nombramientos decididos por el Ejecutivo. Asimismo crea una Cámara Alta en el Parlamento, el Senado, e inicia un símil de descentralización con una partida del presupuesto estatal para un nuevo escalón administrativo: el condado.

Además, la nueva Constitución incluye una reforma crucial para la adquisición de propiedades, en este país esencialmente agrícola, que prevé, a término, un examen profundo sobre las modalidades para adquirir tierras públicas, de las cuales algunas fueron acaparadas por las más altas esferas del Estado. El proyecto abre la vía para limitar el tamaño máximo de una propiedad privada y da a las mujeres iguales derechos sobre la tierra, principalmente en cuanto a las herencias.

Una victoria de los 'verdes', de quienes militan por la adopción de la nueva Constitución, que permitiría al presidente Kibaki cumplir ocho años depués una promesa de su campaña electoral de 2002 contra el presidente saliente Daniel Arap Moi. Kibaki había sufrido una derrota en 2005 en un primer referéndum cuyo objetivo era terminar con el régimen presidencial fuerte que había encarnado Arap Moi durante 24 años. El 'no' a la reforma se había impuesto en aquella oportunidad por un 57% de los votos. El actual primer ministro, Odinga, había militado en contra de la reforma.

La tensa campaña en torno a este referéndum estuvo marcada por un atentado, cuya autoría aún no se conoce, que dejó seis muertos el 13 de junio en un mítin de la oposición a la reforma en un parque del centro de Nairobi.