Triunfo en Nicaragua: el Legislativo prohibe el aborto

Triunfo en Nicaragua: el Legislativo prohibe el aborto

La Asamblea Nacional ha acordado, por 52 votos a favor, 9 abstenciones y 29 ausencias, reformar el Código Penal vigente para penalizar el mal llamado? aborto terapéutico?, una figura legal que en Nicaragua tenía más de 100 años. De esta manera, restando sólo su ratificación presidencial, el país cuenta desde ahora con una de las legislaciones más favorables al no nacido en el continente, quedando al aborto queda totalmente penalizado.

REDACCIÓN HO, ACIPRENSA, NOTICIAS GLOBALES.ORG.-  El 26 de octubre, la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó el ?Proyecto de derogación del art. 165 del Código Penal, terminando así con la despenalización del aborto terapéutico. La legislación derogada tenía 100 años de vigencia.

Desde 1891 se permitía el aborto en Nicaragua en casos ?de riesgo para la vida de la madre, daños irreversibles al embrión o feto, o cuando el embarazo es fruto de una violación o incesto?. Para practicarlo, se necesitaba el criterio unánime de al menos tres especialistas y el consentimiento de la madre o de un familiar de ésta. Sin embargo, los medios actuales no ofrecen esta disyuntiva y son capaces de atender por igual a la madre y al hijo para salvar la vida de ambos. Tampoco se encontraban especialistas que certificaran males para las madres que hubieran sido violadas, por el contrario estos denunciaban que mayores males psicológicos se desprendían para la mujer de las prácticas abortivas, por lo que en la práctica no se daba pie a los argumentos englobados bajo el nombre de ?terapéuticos?.

La ley, que aún debe ser ratificada por el Presidente Enrique Bolaños ?lo que no causará sorpresas al ser uno de los principales impulsores  de la medida-, establece que las mujeres, el personal médico o las parteras que practiquen el aborto terapéutico podrían ser condenadas a entre cuatro y ocho años de cárcel.

La ley se ha aprobado después de de diez años de acciones diversas, trabajo de formación e información constante y algunas concentraciones pública: el 6 de octubre pasado, día en que sesionaba la Asamblea Nacional, se realizó una gran marcha pro-vida: unos 200.000 nicaragüenses marcharon por las calles de Managua para defender la vida de los no nacidos y llegaron hasta la sede de la Asamblea Nacional, donde el Presidente del órgano, el sandinista René Núñez, ofreció reformar el Código Penal para prohibir todo tipo de aborto en el país. La manifestación culminó con la entrega de 290.000 firmas a la Junta Directiva de la Asamblea Nacional, pidiendo la eliminación del aborto terapéutico del código penal, de manera que todo tipo de aborto quedara penalizado.

Entretanto, las turbas feministas de la muerte, estaban fuera de la Asamblea Nacional en un verdadero aquelarre. Iniciaron un tumulto en las calles, incendiando llantas. Los pro vida tuvieron que aguardar en los estacionamientos de la Asamblea Nacional protegidos por la Policía para velar por su seguridad?, relata Cabrera. La ley ha salido así adelante pese a las protestas de un grupo de abortistas, e incluso el reclamo de algunos organismos de la ONU, la Unión Europea y varios embajadores que pidieron a los diputados postergar la votación para después de las elecciones.

Pese a los lobbies abortistas internacionales

Interrogado sobre el hecho de que los representantes de la Unión Europea y de Naciones Unidas dijeron estar "preocupados" por la posible prohibición del aborto terapéutico, el diputado Carlos Wilfredo Navarro, del oficialista Partido Liberal Constitucionalista, manifestó que  ?Son personas que promueven el aborto criminal, llámense como se llamen. Nadie puede quitarle la vida a nadie, ni un abogado, ni un juez, ni un médico, ni siquiera los organismos internacionales. Solo Dios, y esa es la posición de nosotros?, declaró Navarro a BBC Mundo.

Diez años de lucha por la vida

Según relata el Dr. Cabrera Artola en la publicación Noticias Globales, el proceso por penalizar cualquier tipo de aborto, -incluyendo el llamado terapéutico en el nuevo Código Penal llevó diez años, luego no se puede atribuir el triunfo por-vida a una simple coyuntura política. Durante ese tiempo se concienció a la población sobre el aborto ?también sobre el llamado terapéutico- llegando a un 71% de rechazo ese crimen por parte de los ciudadanos, (medición de Gallup).

Hay que tener en cuenta, dice Cabrera, que cuando ?la Asamblea Nacional decidió hacer un nuevo Código Penal, se contó con asesoría de españoles. Por consiguiente, la despenalización, bajo la figura de aborto terapéutico, llegaba prácticamente al aborto libre y a petición?, por ejemplo, incluyendo la salud psíquica de la madre.

Noticias Globales tuvo acceso a tres cartas dirigidas a la Asamblea Nacional por los representantes de distintos organismos internacionales que presionaron abiertamente en contra de la derogación del aborto terapéutico:

-Carta del 25 de octubre de 2006, del Alto Comisionado de los Derechos Humanos para América Latina y El Caribe, firmada por Carmen Rosa Villa Quintana.

-Carta del 25 de octubre de 2006, firmada por la embajadora de Suecia, Eva Zetterberg; por Kerry Max, Consejero para el Desarrollo y Cooperación de Canadá y por el Coordinador residente y represente del programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Alfredo Massair. Se adhieren a esta carta ?los representantes diplomáticos de Italia y Francia?. Esta carta en particular representa una clara amenaza de cortar fondos económicos para el desarrollo, ya que se insiste en que son ?los donantes? quienes se oponen a la penalización de todo tipo de aborto.

-Carta del 25 de octubre 2006, firmada por Peter Hunt, Special Raporteur de la Comisión de Derechos Humanos (de la ONU) para el derecho al más alto grado de disfrute de salud física y mental?.

Otra vez la perversión de los Derechos Humanos

Por otro lado, la prensa nicaragüense consignaba el 26 de octubre que la ONU y la Unión Europea se oponían a la penalización de todo tipo de aborto en el país. ?La ONU y la UE sugieren que 'dado que es un asunto altamente sensible que afecta la vida, la salud y la seguridad jurídica de las mujeres nicaragüenses', ese tema no debería ser discutido en estos momentos, a escasos días de las elecciones generales del 5 de noviembre?.

?La ONU y la UE recordaron además que los derechos humanos de las mujeres es un principio recogido en la Constitución de Nicaragua, así como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención Americana sobre los Derechos Humanos. También en la Convención Internacional sobre Población y Desarrollo (1994), la IV Conferencia de la Mujer en Pekín (1995) y sus consecuentes ratificaciones regionales, todos compromisos asumidos soberanamente por Nicaragua?. Firmaron esta otra carta Alfredo Missair, coordinador residente del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la jefa de la delegación de la Comisión Europea para Centroamérica y Panamá, Francesca Mosca. Y se adhirieron los representantes de la OPS-OMS (Socorro Goss), UNICEF, Fondo para la
Población de la ONU (Pedro Pablo Villanueva), la FAO y el jefe de la cooperación de Canadá, Kerry Max.

La lucha continúa

El 27 de octubre, dijo en un comunicado José Miguel Vivanco, responsable para Latinoamérica de la organización abortista Human Rights Watch: ?El nuevo código penal no sólo es contrario a los derechos humanos básicos, también es contrario a los principios fundamentales de la humanidad?.

Vivanco anunció que presentará una acción de amparo ante la Corte Suprema de Justicia y llevará el caso a la Corte Interamericana de Derechos Humanos.