El “Consenso de Brasilia” propone extender el aborto a toda Iberoamérica

El “Consenso de Brasilia” propone extender el aborto a toda Iberoamérica

«<a href="../../../../../../../../node/31918">En defensa de la Vida: objeción y desobediencia civil frente al intrusismo del poder</a>»
«<a href="../../../../../../../../node/31909">Provincias argentinas ya están aplicando la guía proabortista de Sanidad</a>»

REDACCIÓN HO.- La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha clausurado en Brasil su Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe con un documento titulado Consenso de Brasilia que, entre justas consideraciones acerca de los derechos de las mujeres, cae en manos de la ideología de género impuesta por las naciones occidentales a los países menos desarrollados con el fin de controlar sus poblaciones.

En el encuentro, al que asistieron los lobbys que promueven en todo el mundo el aborto y la ideología de género, participó el Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer junto a una nutrida representación de los movimientos feministas continentales.

Entre las propuestas del Consenso de Brasilia figuran las habituales alusiones a la "salud integral y los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres" y no se ocultan los planes abortistas de los organizadores del encuentro, que pretenden extender el exterminio de seres humanos a todos los países del continente.

El brasileño Movimiento Nacional en Defensa de la Vida ha denunciado este objetivo. La información procede de la Agencia Aciprensa:

“El Movimiento Defensa de la Vida (MDV), denunció la intención del Gobierno de Inacio Lula Da Silva de proponer la despenalización del aborto en todos los países de América Latina, a través de un documento llamado "Consenso de Brasilia".

"En el más completo silencio mediático, el Gobierno brasileño, en conjunto con la ONU, acaba de dar un nuevo y duro golpe contra el derecho fundamental de la vida", indicó el MDV, que señaló que con excepción de un blog ligado al diario O Globo de Río de Janeiro, los demás diarios no han hecho eco de estas denuncias.

La intervención del Gobierno se dio a través de la Secretaría de Políticas para las Mujeres, encabezada por la Ministra Nilcéia Freire. El documento tiene fecha 16 de julio y fue firmado en la conclusión de la 11° Conferencia Regional sobre la Mujer de América Latina y el Caribe, promovida por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), dependiente de la ONU.

Ante ello, las fuentes pro-vida criticaron que el documento se llame "Consenso de Brasilia", porque no representa ningún consenso "a no ser de las organizaciones que promueven el aborto y que dominaron completamente el desarrollo del evento gracias a un trabajo cuidadosamente planeado y patrocinado por la Fundación Ford de Nueva York".

El MDV recordó que la mayoría de los brasileños, así como los países latinoamericanos, son contrarios a la legalización del aborto.

El "Consenso de Brasilia", indicó el movimiento pro-vida, "es también ilegal porque Brasil, así como diversos otros países latinoamericanos, están comprometidos en virtud de varios tratados internacionales, de carácter vinculante, a reconocer la personalidad jurídica (del ser humano) desde la concepción y a defender la vida humana desde antes de su nacimiento".”