Los obispos de C. Valenciana y Baleares reivindican una educación sexual basada en la antropología cristiana

Los obispos de C. Valenciana y Baleares reivindican una educación sexual basada en la antropología cristiana

Muestran su preocupación por las “graves carencias formativas en la educación de la sexualidad”.

REDACCIÓN HO y AVAN.- Los obispos de la Provincia Eclesiástica Valentina, integrada por las diócesis de la Comunidad Valenciana y las de las Islas Baleares, han expresado la necesidad de que “colegios y parroquias” inculquen a los menores una educación sexual fundamentada en la antropología y la moral cristianas.  

Los prelados, que se han reunido en el Palacio Arzobispal de Valencia durante los días 19 y 20 de julio, en sesiones presididas por el titular de la archidiócesis, monseñor Carlos Osoro, están preocupados por las “graves carencias formativas en la educación de la sexualidad en niños y jóvenes, en colegios y parroquias”, según declaró ayer  el obispo de Menorca y secretario de la Provincia Eclesiástica, monseñor Salvador Giménez.

Una vez constatada esta situación, los obispos analizaron un programa integral dirigido a padres, educadores, profesores y catequistas, cuya principal característica es que está  fundamentado en la antropología y la moral cristianas. A través de él, se, muestra a niños y jóvenes “la educación de la sexualidad, como educación para la vida”.

Monseñor Giménez  valoró así la utilidad del programa y la conveniencia de su utilización en colegios de ideario cristiano y en parroquias:  

“Es necesario que este programa sirva no sólo como enriquecimiento a las obligaciones que impone la nueva normativa escolar a la enseñanza, sino que vaya más allá y ofrezca e ilumine toda la profundidad que la sexualidad tiene como camino del amor humano, superando todas las visiones reduccionistas”.

Los obispos de la Provincia Eclesiástica Valentina, alertados por asociaciones católicas de padres de familia, han constatado que, para abordar la educación sexual, los colegios aplican frecuentemente “unos materiales con una visión reduccionista del ser humano, que no sirven para formar adecuadamente a los niños y jóvenes”.

El programa que, tras un detallado estudio, los obispos recomiendan emplear pretende que la educación de la sexualidad “utilice las nuevas tecnologías y los recursos pedagógicos más modernos para, con clases interactivas no convencionales, transmitir al mismo tiempo una formación integral”.

Aunque la información de la agencia de noticias AVAN no precisa cuál es el programa que los obispos han analizado en sus sesiones de trabajo del lunes y del martes, Noticias HO cree poder afirmar que éste es el Programa SABE, desarrollado por el IVAF (Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares).