Apoya al juez Ferrín ante el nuevo acoso a través de Hacienda

Apoya al juez Ferrín ante el nuevo acoso a través de Hacienda

El acoso al juez se agrava. Ahora Hacienda le reclama la friolera de 100 mil euros antes del 5 de agosto, en una resolución plagada de nuevas irregularidades. Tu colaboración es urgente y decisiva.

REDACCIÓN HO.-  El acoso al juez Ferrín Calamita, cuyo único delito es hacer prevalecer el interés de una menor en caso de adopción planteado por una pareja de lesbianas, no cesa. Ahora Hacienda le reclama la friolera de 100 mil euros a hacer efectiva antes del 5 de agosto, en una resolución plagada de nuevas irregularidades, sin los oportunos expedientes y negando siquiera al afectado que presente alegaciones. Tu aportación es urgente y decisiva.

Reclamado por Hacienda, el juez Ferrin tendrá que abonar la friolera de 99.640 euros que se entienden "salarios indebidamente abonados" entre febrero de 2008 y abril de 2010, el tiempo en que estuvo suspendido. Ello cuando la ley establece el derecho del un juez suspendido a seguir percibiendo su sueldo base más los complementos .

Una resolución plagada de irregularidades

Pero para añadir más irregularidades a esta nuevo ejemplo de acoso al juez, hay que tener en cuenta que la resolución de Hacienda se ha dictado saltándose todos los trámites, sin responder a la petición de audiencia solicitada por Ferrín Calamita para  presentar alegaciones, sin los oportunos expedientes y sin notificárselo al propio interesado.

Tampoco hay que desdeñar la oportunidad de la reclamación, que llega justo cuando el juez Ferrín, al que no  le queda otra que ejercer como abogado, está solicitando el correspondiente permiso al Colegio de Abogados de Murcia que, a su vez, ha pedido la preceptiva certificación del Ministerio de Justicia.  El Ministerio que dirige Francisco Caamaño pone como fecha inicial de cobro indebido de salarios el 26 de mayo de 2006, esto es, la fecha en la que el juez Ferrín solicita, como era su obligación, un informe psicológico sobre la idoneidad de dos lesbianas para prohijar, no la fecha lógica, la de su condena. ¿En qué estarían pensando?

Pese a todo, el juez Ferrín va a seguir respondiendo. De momento, ultima su recurso de reposición frente a la resolución de Hacienda, cuyo plazo de presentación finaliza el miércoles. Si no prospera, recurrirá por la vía de lo contencioso-administrativo a la resolución que dicta el Ministerio de Hacienda. Pero hacienda cobra primero y, si tiene que devolver, devuelve después. 

Pero, ante todo por los precedentes de irregularidades y de desprecio a la legalidad que emanan de todo el proceso contra el juez inhabilitado, se hace más necesaria la urgente colaboración ciudadana para con un profesional que supo en todo momento defender los intereses de una menor y ser fiel a su conciencia, aunque ello le causaran fatales consecuencias por quienes se deben a los dogmas del lobby gay.

Sin miramientos contra el que no se somete a la ideología

Así, antes del próximo día 5 de agosto, el juez Fernando Ferrín Calamita tendrá que pagar los casi 100 mil euros. Recordemos que Ferrín fue condenado por retraso doloso a la hora de permitir a una lesbiana prohijar a la hija de su compañera. El retardo malicioso consiste en que Ferrín solicitó las pericias necesarias en pro de velar por ese interés de la menor. El magistrado de Familia de Murcia fue condenado e inhabilitado  injustamente en una causa plagada de errores -y tras sufrir una incendiaria campaña mediática auspiciada por el lobby gay-, cuando su único afán fue defender el interés de una menor. De hecho, el pasado día 9 el juez Ferrín presentaba ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo una querella contra Manuel Abadía Vicente, magistrado del Tribunal Superior de Justicia de Murcia, por supuesto delito de prevaricación en razón a su fallo en este caso.

Lo que en realidad no se perdona al juez es el haber sebido enfrentarse hasta sus últimas consecuencias a lo políticamente correcto, a la tiranía del lobby gay: ha sido machacado tanto por el PSOE como por el PP; tanto por los jueces de derecha como por los de izquierda.

Y ello en medio de otros precedentes: hemos visto como al Javier Gómez de Liaño le condenaron por prevaricación pero le indultó el Gobierno Aznar, que era amigo. Pero tanto el PSOE como el PP temen al lobby gay, y nadie va a indultar al juez Ferrin. Hemos visto también cómo se ha ensalzado en un órdago sin precedentes a la Justicia al instructor Garzón, con tres causas abiertas por prevaricación ante el Tribunal Supremo, entre otras acusaciones. Pero nadie va a poner en solfa las decisiones judiciales y administrativas sobre Fernando Ferrín, porque se le condena por ser fiel a la ley natural. Un  juez, que por añadidura en los tiempos que corren, ha afirmado sus convicciones cristianas.

Es la hora de comprometerse

En su día la Plataforma pro Apoyo al juez Ferrín, a la que pertenece entre otros HO, puso en marcha una campaña popular para apoyar al juez Ferrín, que logró recaudar 30 mil euros. Ahora  necesitamos otros 70 mil. Convencidos de que la ciudadanía no dará la espalda ante este nuevo atropello y persecución contra el juez, y sabrá responder a su ejemplar y constate valentía pese a las dificultades, animamos a hacer aportaciones, en el siguiente número de cuenta: 

BARCLAYS BANK S.A.E. 0065- 0036- 71- 0001089147

Y es que, como señala Eulogio López en Hispanidad.com, "Ferrín es un mártir de la coherencia que se ha quedado solo. Ahora necesita ayuda para pagar los salarios atrasados. Y tenemos que ayudarle. Ferrín se juega mucho, nosotros también. Porque la solidaridad primera es con el hermano en la fe y con el colega en la verdad. Si no se practica esa solidaridad con el cercano no creeré en la presunta filantropía con el lejano".   

Recursos informativos: