Aído: ¿qué tiene que ver el feto con el aborto?

Aído: ¿qué tiene que ver el feto con el aborto?

La ministra del aborto afirma que una ecografía no se puede considerar información objetiva a la hora de tomar una decisión sobre el futuro del feto.

REDACCIÓN HO.- La ministra del aborto recibe los parabienes de la prensa socialista en forma de dominical entrevista que publica hoy el periódico gubernamental El País.

Aído da muestra una vez más de sus luces al tratar de justificar el rechazo del gobierno socialista al contenido del sobre autonómico que el gobierno regional valenciano dará a las mujeres embarazadas que manifiesten su deseo de abortar.

En esos sobres, la administración correspondiente debe informar sobre el aborto y los recursos de que dispone la Administración para ayudarla. La Generalidad valenciana ha anunciado que incluirá en el sobre iconografías de fetos y todo tipo de información gráfica para que la mujer pueda decidir conociendo con rigor y objetividad las consecuencias de su acto.

“Los componentes morales“

Aído sostiene en sus declaraciones que “los componentes morales no pueden estar por encima de los elementos jurídicos” e, indignada ante la pregunta del periodista, pierde de nuevo la compostura intelectual:

“Me resulta llamativo la incorporación de imágenes de fetos en los sobres que se le entrega a la mujer cuando pide información para un aborto. La información que debe contener el sobre ha de ser clara, comprensible y objetiva. Y esa objetividad está totalmente reñida con cualquier información coercitiva o de presión para las mujeres”.

La ministra del aborto justifica la existencia de su ministerio señalando que quienes piden su desaparición son el resultado de “la unión de misoginia y gerontocracia”. Y frente a esa pérfida amalgama Aído propone su fórmula, la que al parecer ha venido practicando ella misma. He aquí la auténtica exclusiva de esta entrevista:

“Frente a los insultos y la demagogia hay que seguir la senda recta de los principios”.

Aído habla asimismo acerca de la prostitución y sus anuncios en prensa, pero también de la ley del aborto:

P. ¿Teme que el Tribunal Constitucional tumbe la ley del aborto?

R. Espero del Constitucional lo que creo que espera la ciudadanía: que la sentencia sea en clave jurídica y no en clave política. Estamos plenamente convencidos de la constitucionalidad de la ley. Hemos sido extremadamente rigurosos en que esté dentro de los márgenes establecidos por la sentencia de 1985. Por lo tanto no tengo temor.

P. El debate será duro.

R. Este es un debate que no es fácil. Pero los componentes morales, los debates ideológicos no pueden estar por encima de los elementos jurídicos. Y la realidad es que la mayoría de las leyes de nuestro entorno son parecidas a la nuestra; y que esta norma establece mayores garantías jurídicas y seguridad para las mujeres y los profesionales.

P. ¿Cómo van a hacer cumplir la ley a las comunidades?

R. La ley es de obligado cumplimiento para todos y en todas las comunidades. El Gobierno velará por ellos a través del Ministerio de Sanidad. Ya está bien de buscar subterfugios para no cumplir. Esta ley la hemos debatido mucho durante dos años. Ahora lo que toca es cumplir la ley, no volver a debatir desde cero, que esto parece el día de la marmota.

P. ¿Y no teme que con actitudes como la de Valencia se genere un efecto disuasorio, vuelva el síndrome de irse a Londres?

R. No, porque de lo que estoy segura es de que ninguna mujer podrá acabar con su expediente en un juzgado por abortar, algo que pasó hace no demasiado tiempo en este país. Y tenemos que centrarnos en la prevención. Llevamos más de una década sin que paren de crecer los embarazos no deseados y los abortos. Y no podemos olvidar la cantidad que se produjo en la época que gobernó el PP, cuando no pararon de crecer con ellos mirando hacia otro lado. Valencia busca de manera permanente poner trabas a esta ley. Y más llamativo me resulta la incorporación de imágenes de fetos en los sobres que se le entrega a la mujer cuando pide información para un aborto. No vamos a permitir que se incumpla la ley, porque en este punto también está perfectamente clara. La información que debe contener el sobre ha de ser clara, comprensible y objetiva. Y esa objetividad está totalmente reñida con cualquier información coercitiva o de presión para las mujeres.

P. ¿Y las fotos lo son?

R. Sí, y además la ley dice que la información del sobre es relativa a las prestaciones y ayudas a la maternidad. No sé que tiene que ver eso con fotografías de un feto.

P. ¿Y cómo van a parar esto?

R. Se usarán para ello todos los mecanismos jurídicos necesarios, pero también hay que tener en cuenta que hay unos meses para la adaptación de las comunidades. ¿Qué hace un partido como el PP llamando a la insumisión de las leyes?

P. El tema de las menores al final no ha quedado al gusto de nadie.

R. Desde luego no era nuestra propuesta, pero fue objeto de un gran debate y así logramos llegar a un consenso.

La entrevista de la ministra del aborto puede leerse completa aquí.