Madrid se suma a las críticas a la ley del aborto

Madrid se suma a las críticas a la ley del aborto

Lasquetty se compromete frente a las amenaza que supone la nueva ley para los sanitarios aunque afirma que ésta se acatará, mientras Gallardón apoya a las comunidades que apuestan por su suspensión hasta que falle el TC.

REDACCIÓN HO.-  La Comunidad de Madrid ha recibido con críticas la entrada en vigor de la Ley del Aborto. En la Comunidad de Madrid, una de las más críticas con la iniciativa, el portavoz de la Asamblea regional, David Pérez, que ya dejó claro que la nueva norma es para su partido “inhumana, inconstitucional e injusta”.

Por su parte, el consejero de Sanidad, Javier Fernández Lasquetty,ha declarado el compromiso de su Ejecutivo a “proteger en todo momento el derecho a la objeción de conciencia de los profesionales sanitarios”.  "Nadie va a ir a la cárcel por no practicar un aborto" y la Comunidad de Madrid "no va a obligar a nadie a hacer un aborto", aseguraba.

Para el consejero de Sanidad "ayer fue un día triste con la entrada en vigor de la nueva ley del aborto". Pese a lo cual aseguró que España "es un Estado de Derecho y la ley se aplica", por lo que el gobierno madrileño no contempla paralizar la aplicación de la ley, como ha apuntado respecto a Murcia el presidente y compañero de partido Valcárcel, o como anunciara antes el presidente de Navarra, Miguel Sanz (UPN), precisamente ante el ataque al derecho a la ojeeción de conciencia sanitaria a través de la nueva ley.
Así, el consejero madrileño reconoció que la vía que se usará en la región será la de transferir a las embarazadas a centros privados, pero será la comunidad la que tendrá que correr con los gastos, tal y como indica la ley.

Gallardón

Quien sí ha sido claro en defender la postura de los gobiernos regionales que han anunciado que paralizarán la aplicación de la ley ha sido Alberto Ruiz-Gallardón. El alcalde de Madrid, entrevistado en  La Mañana de COPE, ha recordado que, en el año 1985, el Tribunal Constitucional ya dio la razón al PP al defender que la Ley no protegía suficientemente a los no nacidos.

Gallardón, ha defendido el recurso interpuesto por el PP ante el Tribunal Constitucional contra la nueva Ley del Aborto. Ha recordado que con la primera Ley del Aborto, de 1985, el PP también planteó un recurso similar ante el Tribunal Constitucional y que éste finalmente "dio la razón" al Partido Popular y "estableció doctrina en un tema ciertamente difícil y con distintos criterios y sentimientos". El alcalde de Madrid ha señalado que el Tribunal Constitucional estableció "una doctrina de protección a la vida del ser humano, del no nacido. Estableció que ante la existencia de conflicto entre bienes jurídicos de igual valor no se podía establecer reproche, pero que en la ausencia de ese conflicto hay que proteger la vida. Y esa doctrina es la que contradice de forma rotunda la Ley aprobada por el PSOE, y por eso se ha llevado al Constitucional". 

Ruiz-Gallardón ha lamentado el "ejercicio de arrogancia y prepotencia" del PSOE, que ha matenido el recurso previo que presentaba él mismo, suprimiendo así la suspensión cautelar hasta que se pronunciara el Constitucional.