Cientos de valencianos se concentran para pedir al TC la suspensión de la Ley del Aborto

Cientos de valencianos se concentran para pedir al TC la suspensión de la Ley del Aborto

Uniéndose a la misma exigencia de miles de ciudadanos por toda España, mientras desde el gobierno autonómico Cotino se pregunta por qué el TC paraliza la Ley del Parany y los derribos del Cabanyal, y no un tema tan grave como éste.

REDACCIÓN HO.- Unas 800 personas se concentraron este lunes en Valencia para solicitar al Tribunal Constitucional (TC) que declare la suspensión cautelar de la entrada en vigor de la mal llamada Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), conocida como Ley del Aborto.  

La concentración, convocada por Provida Valencia y a la que se han adherido numerosos colectivos en defensa de la vida humana (entre ellos, HO y DAV), se llevó a cabo en la calle Colón de la capital, ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), en el día en que entraba en vigor la nueva ley, basada en un sistema de plazos que permitirá el aborto libre en España.

El vicepresidente del Foro Valenciano de la Familia, Vicente Morro, aseguraba en declaraciones recogidas por Europa Press que esta concentración "no pretende ser una medida de presión sino de concienciación", ya que es un tema "muy serio" pues "estamos hablando de vidas humanas". Además, aseguraba confiar en que se declare inconstitucional la nueva Ley porque el Alto Tribunal admitió a trámite los recursos contra la ley presentados por el PP y el Gobierno de Navarra.

"Tratándose de la vida humana, en sus primeros estadios de desarrollo pero humana indubitadamente salvo prejuicios ideológicos y actitudes dogmáticas y acientíficas, no se pueden correr riesgos. Si la ley fuera posteriormente declarada inconstitucional, ¿qué pasaría con los miles de seres humanos abortados durante su vigencia?", ha señalado la organización antiabortista.

El Gobierno valenciano estudiará la ley

El vicepresidente tercero del Consell, Juan Cotino, pedía también este lunes al TC que paralice la aplicación de la Ley porque "abre la puerta al aborto libre" y ha señalado que la norma estatal entra en "contradicción" con la aprobada por el Gobierno valenciano de protección a la maternidad, por lo que ha afirmado que estudiarán el texto del Gobierno central. En declaraciones a Europa Press, destacaba que el objetivo del Gobierno valenciano es "más vida" y lograr un "apoyo máximo a la maternidad", por lo que ha anunciado que antes del mes de agosto, el Consell publicará el decreto que desarrolla la norma del Ejecutivo valenciano.

Por otro lado, el consejero dice no entender al TC, por qué "paraliza la Ley del Parany y los derribos del Cabanyal y no paraliza un tema tan grave como es que una menor pueda abortar sin necesidad de que lo diga a sus padres". "Creo que es una incoherencia total", ha criticado Cotino, quien ha advertido de que "todavía les quedan 24 horas para que paralicen esa barbarie".

Además, ha añadido que el Consell remitirá información, "como ya lo está haciendo pero con más amplitud", a los profesionales de la sanidad -junto con los acuerdos con las farmacias- para dar a conocer "todas y cada una de las ayudas que una madre, cuando quede embarazada" puede recibir de la Generalitat.

El vicepresidente del Consell, además, ha declarado que tras escuchar al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y a los ministros José Blanco y Bibiana Aído, se "reafirma" en que "no tienen ningún criterio de lo que hay que hacer en un Estado para resolver los problemas económicos de hoy y mañana".

Así, ha advertido de que "no nacer niños hoy supone que dentro de unos años no habrá gente suficiente para cotizar a los que estemos jubilados", al tiempo que ha asegurado que se está creando un ambiente social en el que "todo vale", lo que, a su juicio supone que España "vaya a la deriva, tanto en lo económico como en principios que debe de mantener una sociedad".

Murcia y Navarra apuntan a no aplicar la ley, esperando el fallo del TC

Ayer informábamos como el presidente de Murcia llamaba a la insumisión frente al aborto: Ramón Luis Valcárcel (PP) sostiene que "de momento no hay razones" para acatar la ley; se suma así a la postura anunciada el pasado día 25 de junio por el Gobierno de Navarra, cuando Miguel Sanz (UPN) señalaba que en la comunidad foral no se aplicará la ley del aborto hasta que se desarrolle la objeción sanitaria. Hoy mismo, en La Mañana de la COPE, la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina, defendía esta postura, indicando además que no es que se trata de incumplir la ley, sino de esperar a que el TC resuelva los recursos presentados, entre ellos el del Gobierno foral, dado que´el daño que provoca esta ley, con la eliminación de seres humanos no nacidos y el sufrimiento que conllevará para miles de mujeres, es "irreparable".

Con ello se sumaba a la postura adoptada porr el Gobierno de Navarra, anunciada presidente de la Comunidad Foral de Navarra, Miguel Sanz, ha advertido este viernes de que su Gobierno no aplicará la llamada Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo hasta que el Ejecutivo central desarrolle la normativa relativa a la objeción de conciencia de los facultativos médicos.  Así lo ha asegurado en declaraciones a Punto Radio, recogidas por Europa Press:

"Esta ley nosotros la desarrollaremos acompasando su velocidad con la que el Gobierno de España le otorgue al desarrollo normativo de la objeción de conciencia, que está sin desarrollar y que evita que muchos profesionales se acojan a este derecho con amparo legal".

 El presidente navarro ha recordado que su Ejecutivo defiende que la Constitución "ampara el derecho a la objeción de conciencia" y va a seguir siendo "respetuoso" con este derecho, que, hasta la fecha, "se ha utilizado por la mayoría de los profesionales navarros para seguir ejerciendo su potestad y competencia en una materia tan sensible y delicada".

Sobre la información publicada este viernes en la que se dice que el Ejecutivo va a obligar a Navarra a contratar médicos que practiquen abortos, Sanz ha indicado que "hay que analizar convenientemente la ley y ver hasta dónde alcanza el cumplimiento estricto de lo que pretenden quienes desde el Gobierno la han impulsado".

No obstante, ha aclarado que la comunidad que preside tendrá que cumplir la norma y que, en el supuesto de que no lo haga, el resto de personas e instituciones que no estén de acuerdo con la decisión que pueda tomar el Gobierno de Navarra "tiene todo el derecho a poder plantear las denuncias correspondientes y llevar a este Ejecutivo a los tribunales"

Sanz ha recordado también que el gobierno navarro ha recurrido antes al Tribunal Constitucional la ley estatal del aborto, una norma que, a su juicio, "no es una ley de interrupción voluntaria del embarazo", ya que, "todo lo que se interrumpe se puede reanudar en un momento dado". En este sentido, ha asegurado que con esta norma "se rompe con el embarazo con todas las consecuencias".