Filipinas: el Gobierno suspende un programa de educación sexual

Filipinas: el Gobierno suspende un programa de educación sexual

Abre un proceso de consultas con diversos interlocutores y dice estar dispuesto a modificar los contenidos si son contrarios a los valores cristianos.

REDACCIÓN HO.- El Ministerio de Educación de Filipinas ha suspendido la aplicación un programa piloto de educación sexual que se estaba llevando a cabo en 80 centros de enseñanza primaria y en otros 79 de secundaria.

Según una información del diario Herald Malaysia, la Secretaria de Educación, Mona Valisno, confirmó el pasado lunes que el Gobierno ha decidido aplazar el programa hasta después de que hayan tenido lugar las conversaciones sobre el mismo que se llevarán a cabo con diversos interlocutores, entre los que se cuenta la Conferencia Episcopal del archipiélago.

"Decidimos mantener el módulo de educación sexual en suspenso hasta que se adopte una decisión final tras el proceso de consultas", dijo Valisno.

La Secretaria de Educación aseguró que el departamento está abierto a la modificación de los contenidos del programa, si estos son contrarios a los valores cristianos. Así mismo, afirmó que la suspensión nada tiene que ver con la demanda planteada por abogado Jo Aurea Imbong, en representación de 30 padres, ante el Tribunal Regional de Quezon City. El letrado había solicitado la suspensión cautelar de la aplicación del mencionado programa, por considerar que los contenidos del mismo suponen una violación del derecho de los padres en relación con la formación moral de sus hijos.

El escrito de la demanda acusa a la Secretaria de Educación y al Subsecretario, Ramón Bacani, de promover la planificación familiar, la “salud reproductiva” y el control demográfico en materias académicas como matemáticas, ciencias e inglés.

Para Imbongs, es programa piloto constituye "un atentado contra las sensibilidades morales y los valores de los jóvenes" y anima a la promiscuidad sexual.

Los demandantes también solicitan al Tribunal que declare inconstitucional el programa de educación sexual, por ser "antifamilia" y "antivida".

Por su parte, el responsable de la Comisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Filipina, el Arzobispo Paciano Aniceto, ha insistido en que los padres son los máximos responsables de la educación sexual de sus hijos.

El Arzobispo también ha manifestado su confianza en que Benigno Aquino III, Presidente electo de Filipinas, rechace el programa en cuanto asuma el cargo. Aquino "es responsable del avance espiritual, mental y físico de la gente", dijo el prelado.