Expertos alertan en México del mal uso del lenguaje para negar los efectos abortivos de la PDD

Expertos alertan en México del mal uso del lenguaje para negar los efectos abortivos de la PDD

Los promotores de la píldora del día después (PDD) usan el concepto de embarazo que se pregona desde la Organización Mundial de la Salud, obviando que la vida comienza con la fecundación.

REDACCIÓN HO / ACIPRENSA.-El ex presidente de la Asociación Médicos por la Vida e integrante de la red Pro Yucatán, Gumersindo Vázquez Castillo, ha afirmado que la vida humana comienza en la concepción y que los promotores de la PDD usan un "recurso lingüístico" para decir que esta no es abortiva, basándose en el concepto de embarazo que pregona la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En declaraciones a una radio local, el médico explicó que este recurso se basa en el concepto de "embarazo" usado por la OMS, que "basada en la Federación Internacional de Ginecobstetricia, y esto por un acuerdo que se dio en el American College of Ginecobstetrics, en 1934", define que la mujer se queda embarazada cuando el óvulo se implanta en el interior del útero.

"Esto sucede siete días después de que ha sido fertilizado un bebé, de tal manera que hasta esos siete días inicia el embarazo, pero no la vida, la vida inicia cuando se conjunta el óvulo materno con el espermatozoide del padre", aclaró. El médico añadió que ese "artilugio" es usado por los promotores de la PDS para asegurar que no es abortiva porque todavía no ha empezado "el embarazo".

"Eso es realmente un recurso lingüístico, pero la vida ya se inició, y si hacemos algo que atente contra la continuación de la vida eso es un asesinato, es fea la palabra, por eso muchas veces las mismas personas que lo promueven tratan de no usar estos términos, dicen ‘fin del embarazo’", advirtió.

Vásquez Castillo, con más de 20 años de experiencia, recordó que cuando se unen el espermatozoide con el óvulo, se forma un nuevo ser humano diferente al padre y a la madre. "Es un ser nuevo, único, con una identidad propia, que nunca ha habido y nunca se repetirá", afirmó.

Sin embargo, advirtió que la PDD significa cortarle "el suministro de alimentos que el cuerpo humano ya provee, ese glucógeno que recubre la cavidad de endometrio, la cavidad en donde se va a anidar ese bebé". "Lo matamos de inanición, ya no tiene en dónde pegarse en el cuerpo de la mamá y lo expulsa", señaló.

"Los médicos, unas personas que se comprometen a velar por el cuidado de la salud de los seres humanos, no deberíamos fomentar esto, es un producto que, independientemente de los daños que causa al matar a un ser humano, también causa daños para la mujer que lo recibe, y muchas veces esto las mujeres no lo saben", señaló.