Si quieres abortar y tienes 16 años, di que tus padres son católicos

Si quieres abortar y tienes 16 años, di que tus padres son católicos

Los abortistas quieren que ese sea motivo suficiente para ocultar a los padres el aborto de sus hijas menores.

REDACCIÓN HO.- Declaraciones del responsable del abortorio Tudor Médica de Barcelona y presidente de la patronal del aborto, la Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo (ACAI), Santiago Marambio, condenado por mala práctica médica, al periódico La Nueva España.

El representante de quienes se enriquecen exterminando seres humanos sostiene que la patronal del aborto quiere que la religión de los padres sea causa suficiente para que no se les informe si sus hijas menores quieren abortar.

El periódico mencionado, que no puede ser más obsequioso y servil con el abortista, lo cuenta de esta manera:

“Barambio adelantó ayer en Gijón que las clínicas acreditadas ya están elaborando un cuestionario que sirva de base para determinar si la petición de una menor está suficientemente fundamentada. Entre las preguntas del cuestionario se incluirá si los tutores de la joven pertenecen a una religión que prohíbe el aborto. «Nos parece razón suficiente para que no se quiera decir en casa. Incluso como forma de protección de la salud mental de unos tutores», advirtió.”

Estas son las declaraciones del representante de los abortorios:

  • “Las menores no nos supone ningún problema”.
  • “Curiosamente, todo el mundo nos pregunta por la solución que se da al tema del aborto en las adolescentes, y es ahí donde no vemos ninguna pega. Nos parece bien la solución que se plantea, tanto en el caso de que los tutores estén informados (con la firma de un tutor y su DNI es suficiente), porque la solución nos parece cómoda, como que no lo estén”.
  • “La responsabilidad de decidir y valorar sobre las circunstancias de una joven no va a recaer en nadie que no quiera que recaiga”.
  • “Todos los días los médicos ejercen con responsabilidad su criterio en muchos aspectos que tienen que ver con la salud de las personas, y aquí será igual. Me parece hasta lógico que sea quien va a practicar un aborto quien pondere y valore la situación que vive la paciente a la que atiende. Y si no lo ve claro, podrá recurrir a un informe de un psicólogo o un trabajador social”.
  • “Son muchas las mujeres que no parecen dispuestas a que su entorno familiar sepa determinadas cosas de su esfera más íntima. Y no siempre por riesgos hacia ellas, también por evitar un dolor a padres y madres. Aunque a una madre le gustaría saber todo de sus hijos, no se debe legislar para padres ni para médicos, sino para las personas que necesitan un aborto”.
  • “Hasta ayer mismo, que recibimos una citación para acudir al Ministerio, no se contó con nosotros, que somos los que sabemos, para elaborar nada del borrador de desarrollo de la ley del aborto”.
  • “Estamos ante una ley que ofrece mayor seguridad ante el aborto, y si no se mete la pata con el reglamento que la tiene que desarrollar, permitirá que abortar en España sea igual de accesible que antes. Una buena ley con un mal reglamento puede ser peor que si hubiera una mala ley.”