Italia y México se interesan por la ley de protección a la maternidad del PP

Italia y México se interesan por la ley de protección a la maternidad del PP

Mientras Rajoy calla sobre el aborto, parlamentarios de ambos países han pedido a los populares información sobre su propuesta.

REDACCIÓN HO.- Representantes parlamentarios de México e Italia han solicitado al Grupo Parlamentario Popular del Congreso su proposición de ley de protección a la maternidad para estudiarla y trasladarla a sus respectivos parlamentos.

Desde el PP se ha hecho público que el texto de su iniciativa ha servido para elaborar un documento que se trasladará al Consejo de Europa en forma de resolución.

Una propuesta modélica… que silencia el aborto

La propuesta popular, presentada el pasado 2 de febrero en el Congreso de los Diputados, está pendiente todavía de incorporar al orden del día, lo que da idea de la importancia que Bono y el PSOE dan a la familia.

La iniciativa del PP resulta modélica en muchos aspectos y constituiría un sustancial avance en las políticas de apoyo a la familia, que en nuestro país son inexistentes. Sin embargo el proyecto no alude en ningún momento a la ley del aborto, que entrará en vigor el julio.

El PP tampoco ha respondido todavía a la petición de Derecho a Vivir y de HazteOir.org, plataformas que reclaman de Mariano Rajoy un posicionamiento claro con respecto a la ley abortista antes de la celebración de las próximas elecciones.

La proposición de ley de protección a la maternidad impulsada por el PP incluye medidas como la ampliación del período de baja maternal de las 16 semanas actuales a 20 semanas, ampliables en el supuesto de parto múltiple de cuatro más por cada hijo a partir del segundo.

El permiso por lactancia pasaría del actual fijado en una hora y nueve meses de duración, con la posibilidad de sustituirlo por la reducción de jornada de media hora, a un periodo de 12 meses y 2 horas, que podrá ser sustituido por una reducción de su jornada en una hora.

En su iniciativa, además, el PP incorpora una bonificación del 50 por ciento de la cuota empresarial de la Seguridad Social por contingencias comunes para fomentar la contratación por tiempo indefinido de mujeres con hijos menores de seis años o que se encuentren en situación de acogimiento, y una bonificación del 25 por ciento cuando el hijo tenga entre seis y doce años.

En cuanto a las medidas fiscales, el PP propone elevar la deducción por maternidad de los 1.200 euros actuales hasta 1.800 euros anuales por el segundo hijo menor de tres años, y hasta 2.400 euros por el tercero y siguientes.

En su proposición de ley, los populares abogan igualmente por garantizar el acceso a la red de apoyo social e institucional a todas las mujeres embarazadas, así como la asistencia médica y psicológica precisa durante el embarazo y postparto; con especial atención a las mujeres en situación de necesidad.

En la iniciativa del Grupo Parlamentario Popular se promueve el establecimiento de un Plan Nacional de Guarderías para que, en colaboración con las administraciones autonómicas y municipales y con la participación del sector privado, se incentive la creación de guarderías en las empresas y en las administraciones públicas.

El PP plantea también conceder prestaciones y ayudas específicas para aquellas embarazadas que cursen estudios de manera que su período de formación sea compatible, en tal caso, con la gestación y el posterior cuidado de su hijo (estudios preuniversitarios, universitarios o de formación profesional).

Igualmente, los populares piden a los poderes públicos que establezcan acciones formativas destinadas a garantizar la empleabilidad y la reinserción laboral de aquellas mujeres que hayan abandonado el mercado de trabajo (se destinará como mínimo el 5% de lo recaudado en concepto de cotización por formación profesional, dice el PP).

Asimismo, propone mecanismos adecuados que supongan un plus de protección para aquellas mujeres embarazadas que se encuentren en situación de especial vulnerabilidad o exclusión social, además de ayudas concretas para las mujeres embarazadas menores de edad o con discapacidad y de las mujeres embarazadas de hijos con alguna enfermedad o discapacidad.

La proposición solicita que el Gobierno presente en el plazo de seis meses un proyecto de Ley sobre Adopciones, que contemple entre otras cuestiones la posibilidad de que se inicien los trámites de adopción durante el periodo de gestación.