El Gobierno navarro subraya la objeción de conciencia sanitaria ante el aborto

El Gobierno navarro subraya la objeción de conciencia sanitaria ante el aborto

"El sentir objetor que hay en Navarra es el mismo que hay en España, donde sólo el 2% de los abortos se hacen en la red sanitaria pública".

REDACCIÓN HO.- Ante las críticas de las izquierdas y nacionalistas a su recurso de inconstitucionalidad a la ley del aborto, el Gobierno foral insiste en defenderlo, poniendo el acento en el "sentir objetor" de los profesionales sanitarios frente a su participación en la comisión de abortos. Esto después de que los detractores políticos proabortistas hablen de "doble rasero" en el gobierno de Sanz, al recurrir la ley por un  lado y por otro derivar la perpetración de de abortos a otras comunidades. 

La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, María Kutz, en declaraciones recogidas por Europa Press, insiste  en que ella "no acusa" a ningún estamento sanitario de que no se realicen en la Comunidad foral. Antes de participar en la apertura de unas jornadas sobre enfermería facultativa y prescriptora en Pamplona, Kutz expuso, en declaraciones a Europa Press, que "en este momento en España no se realizan más que un 2 por ciento de abortos en la sanidad pública y eso se debe a la objeción de conciencia de los profesionales, médicos y de otros estamentos sanitarios". "Simplemente estoy constatando un dato cierto", añadió.

Después de que un grupo de once ginecólogos navarros hayan firmado una carta en la que niegan que todos los médicos de la Comunidad foral sean objetores, Kutz señala:

"El sentir objetor que hay en Navarra es el mismo que hay en España, donde sólo el 2 por ciento de los abortos hoy en día se hacen en la red sanitaria pública". "Eso quiere decir que está muy extendida la objeción de conciencia entre los profesionales sanitarios, algo que está sin regular".

La consejera señaló primero que la carta "está remitida a los medios de comunicación, pero en ningún momento ha llegado al departamento de Salud". "Yo respeto su posición, pero tengo que velar por el interés general", defendió.  Destacó además que "comunidades con gobiernos socialistas, como Castilla-La Mancha y Extremadura, no hacen abortos en la red sanitaria pública y esto, sin ninguna duda, se debe a la objeción de conciencia".

En cuanto al 'derecho de los profesionales a cometer abortos', Kutz afirmó que "cuando tienes un cargo político tienes que velar por que se respete el derecho de todos los profesionales; no se trata de acusar a enfermería o acusar a nadie".

En cuanto a las críticas recibidas desde NaBai y PSN, la titular del departamento foral de Salud indicó que volverá a comparecer en sede parlamentaria si así lo solicitan estos grupos. Aún así, incidió en que "siempre" ha mantenido "el mismo discurso, el de que la objeción de conciencia está muy extendida y que hay que regularla".  "La objeción es una derecho que se nos tiene que respetar a los profesionales sanitarios, no sólo en el aborto, sino también en otros supuestos, y que habría que regular", concluyó.