11-M: las víctimas exigen la verdad mientras Interior premia la falsedad

11-M: las víctimas exigen la verdad mientras Interior premia la falsedad

Mientras Interior premia la falsificación, con la condecoración impuesta a los escoltas de Bono que cambiaron su declaración para propiciar la detención ilegal de dos militantes del PP durante la manifestación de la AVT del 22 de enero de 2005, la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M sigue exigiendo la verdad sobre los atentados, y demanda saber qué explotó en los trenes para que se proceda al arresto de todos los culpables.

REDACCIÓN HO.- LD, COPE.-  Durante una entrevista en la cadena COPE José María de Pablo, uno de los abogados de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, ha exigido conocer el tipo de explosivo que estalló en los trenes, "pieza fundamental" que falta en el "gran puzzle" del sumario instruido por Juan del Olmo, pues "mientras no lo sepan no podrán llegar a todos los culpables", aparte de los 29 procesados.

El letrado también ha insistido en la necesidad de que Baltasar Garzón se inhiba de la causa sobre el informe falsificado que vinculaba a ETA con los atentados -contra cuyos autores se ha querellado la Asociación- dado que, como ha confirmado la Audiencia Nacional, "el juzgado competente es el número 35 de Plaza de  Castilla". Sin embargo, Garzón no se ha dado por aludido, y ha realizado varias citaciones,  entre ellas a quien firmó el documento falso, Francisco Ramírez, que no comparecerá porque, según De Pablo, ?está de vacaciones fuera de territorio nacional".

La incansable búsqueda de la verdad por parte de las víctimas contrasta con la escala de valores que parece tener el Gobierno, que premia la falsedad: el Ministerio de Interior que dirige Pérez Rubalcaba ha condecorado a los escoltas de José Bono que cambiaron su declaración en unas horas, para incluir las falsas agresiones al ex ministro de Defensa durante la manifestación de la AVT del 22 de enero de 2005.

En el caso Bono, el juez condenó a tres policías a un total de 13 años de cárcel por detención ilegal de dos militantes del PP, falsedad documental y coacciones. Los escoltas admitieron en el juicio que tras su primera declaración por la falsa agresión a Bono, recibieron una llamada de la Brigada de Policía para que volvieran a las dependencias y endurecieran su relato de los hechos. La popular Ana Torme, al conocer este hecho, manifestó indignada que ?sólo faltaría que Interior premiara también a los condenados?.