El PSOE encaja muy mal el recurso navarro a la ley del aborto

El PSOE encaja muy mal el recurso navarro a la ley del aborto

Olvida la tragedia del aborto para convertirlo en un bien jurídico protegible, al arremeter contra el Gobierno foral por "volver a boicotear el derecho de las mujeres navarras".

REDACCIÓN HO.-La secretaria de Igualdad del PSOE y la portavoz socialista de esta materia en el Congreso, Soledad Cabezón y Carmen Montón respectivamente, acusaron al Gobierno navarro de querer "volver a boicotear el derecho de las mujeres navarras" a abortar.  El aborto no es, queda pues ien claro, una tragedia en consideración del PSOE ni por ello algo que pretendan reducir, sino un "bien jurídicamente protegible", como lo es todo derecho. No extraña entonces que se hayan obcecado hasta el extremo de imponer la ley abortista más radical de Europa ni su empeño en establecer la barra libre al aborto. Eso, de paso, olvidando nuestra Constitución y la propia justisprudencia del Constitucional, que señalan que lo que es un derecho, un bien que el estado está obligado a proteger, es la vida del nasciturus.

Las declaraciones de las destacadas socialistas, que tuvieron lugar ayer martes en la Cámara Baja, se producen un día después de que el Gabinete presidido por Miguel Sanz anunciara que presentará un recurso de inconstitucionalidad contra la nueva Ley del Aborto.

Las dos diputadas, en declaraciones en el Congreso, acusaron al Ejecutivo autonómico de intentar "paralizar" esta nueva norma para que, "de nuevo, Navarra sea la única comunidad autónoma en la que no se puede practicar una interrupción voluntaria de un embarazo" -vuelta al eufemismo, como si tras un aborto cupiese volver atrás y retomar el embarazo,  dicho sea de paso vaya miedo les suscita llamar por su nombre a lo que ensalzan como 'derecho'-. "Queremos lanzar un mensaje claro: las leyes que se aprueban en el Parlamento se deben cumplir en todo el territorio y no es posible que unas españolas tengan menos derechos que otras", avisaron.

El aborto dignifica a la mujer.  Los viajes a otras comunidades

 Montón acusó al Gobierno foral de estar haciendo "un ejercicio de hipocresía preelectoral porque loúnico que le preocupa es impedir" que se perpetren abortos en esta comunidad, "sin importarle correr con el gasto de la intervención sanitaria y del viaje" de las mujeres "que tienen que peregrinar de comunidad en comunidad" para encontrar un sitio en el que les practiquen un aborto. "Es un atentado contra la dignidad de las mujeres navarras", apostilló Cabezón. 

Recurrir al Constitucional, ejercicio antidemocrático

Para estas diputadas, "los condicionamientos morales son muy respetables en la esfera de lo privado, pero no se pueden llevar a lo público para impedir el cumplimiento de las leyes". De este modo, instan al Gobierno navarro a que "no utilice las instituciones democráticas para hacer prevalecer opiniones o conceptos morales individuales" y que, por el contrario, "respeten el ejercicio de la democracia".

"Esperemos que recapaciten y que las mujeres navarras puedan ejercer libremente los derechos que tienen el resto de las españolas", añaden. A juicio de Montón, el argumento del Gobierno foral que esgrime que Ley del Aborto invade competencias autonómicas tiene poco fundamento y prueba de ello es que la norma fue apoyada por diputados de Convergència (CDC-CiU), PNV, ERC e ICV, "partidos que no son sospechosos de centralistas" ni de permitir que se invadan las competencias.

Recursos informativos: