Feministas, proabortistas y gays la toman contra la Nunciatura apostólica en Perú

Feministas, proabortistas y gays la toman contra la Nunciatura apostólica en Perú

Organizaciones pro familia y vida marcharán hoy para proteger la Nunciatura ante la llamada de estos grupos, tras los graves daños sufridos en convocatorias similares anteriores.

REDACCIÓN HO / ACIPRENSA- La convocatoria en defensa de la libertad religiosa y de expresión se realiza después de que este lunes, a través del diario La República, el movimiento "Transexuales,Lesbianas, Gays y Bisexuales" (TLGB-Perú) convocara a un "plantón" de protesta contra la Nunciatura Apostólica para "elevar su total rechazo a las últimas manifestaciones del secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, quien –en declaraciones a los medios de comunicación durante su visita a Santiago de Chile– se refirió a las relaciones entre la pedofilia con la homosexualidad".

El grupo de homosexuales y feministas han escogido como portavoz a Eliana Cano, coordinadora de la organización de fachada abortista autodenominada "Católicas por el Derecho a Decidir", quien señaló que la marcha también será un acto de protesta contra las autoridades eclesiales porque, según afirmó los casos de pedofilia en la Iglesia "conforman una política sistemática de abuso, la complicidad del silencio y la impunidad." El grupo de protesta de los homosexuales se reunirá hoy miércoles, 21 de abril frente a la Nunciatura Apostólica en Jesús María a partir de las 11:00 a.m.

Ante ello, las organizaciones católicas han convocado a una marcha para proteger la Nunciatura Apostólica, ya que similares "plantones" homosexuales y feministas en Argentina y Chile terminaron con graves daños materiales y pintadas blasfemas en templos y edificios de la Iglesia Católica.

Los grupos provida y en defensa de la familia han creado una página en Facebook para convocar a la marcha y mantener a la población católica informada.

Los especialistas refrendan lo manifestado por Bertone

Se da la circunstancia de lo que fue un mero comentario por parte de Mons. Bertone cuando se le inquirió sobre celibato y pedofilia, aludiendo a que no hay constancia de esta relación que han querido mostrar los medios y en cambio sí hay estudios científicos que vinculan la pedofilia con la homosexualidad, no dejan de cosechar apoyos en el ámbito de la Ciencia.

Uno de los últimos en apoyar lo citado por Bertone ha sido el prestigioso psiquiatra estadounidense Richard Fitzgibbons; especialista en el tratamiento de sacerdotes que han cometido abusos contra menores, explicó que el Secretario de Estado vaticano tiene razón al vincular la pedofilia con la homosexualidad.

El Dr. Fitzgibbons explicó a ACI Prensa que "los comentarios del Cardenal Bertone se sostienen totalmente en el estudio John Jay y en la experiencia clínica. De hecho, todos los sacerdotes que he tratado que están involucrados sexualmente con niños habían estado involucrados previamente en relaciones homosexuales adultas".

Desde 1988 este psiquiatra ha sido director del Comprehensive Counseling Center en West Conshohocken, Pensilvania y es además consultor de la Congregación para el Clero En una carta que escribió a los obispos en 2002, el Dr. Fitzgibbons explica que en los sacerdotes con estos problemas se podía apreciar "un dolor emocional profundo" durante la niñez, problemas en su relación con los padres, rechazo de sus semejantes, falta de confianza masculina y pobre autoestima. Estas experiencias, señalaba, hacían que los sacerdotes dirigieran su tristeza y amargura contra la Iglesia, sus enseñanzas en moral sexual y el Magisterio.

La carta también afirma que este tipo de sacerdotes involucrados en abusos a menores "niegan con frecuencia el pecado en sus vidas. Con frecuencia rechazan examinar su conciencia, aceptar las enseñanzas de la Iglesia en temas morales como guía de sus acciones o acudir regularmente al sacramento de la reconciliación".

Una característica negativa de estos presbíteros, dice el experto psiquiatra, es "que también rechazan buscar dirección espiritual o escogen un director espiritual o confesor, que abiertamente se rebela ante las enseñanzas morales o de sexualidad de la Iglesia".

Al ser preguntado por ACI Prensa sobre algunos nuevos datos desde la publicación de la carta, el Dr. Fitzgibbons enfatizó el problema del narcisismo: "esta debilidad epidémica de la personalidad en occidente predispone a los individuos a la ira excesiva, a la propia adoración, a la rebelión contra Dios y su Iglesia, particularmente en relación a la moral sexual".

Al explicar los datos del estudio de los investigadores de John Jay, el psiquiatra señala que 81 por ciento de las víctimas de abusos sexuales cometidos por miembros del clero son niños o adolescentes varones. De estos, el 51 por ciento entre 11 y 14 años, 27 por ciento entre 15 y 17, 16 por ciento entre 8 y 10; y el 6 por ciento debajo de 7 años.

Tras señalar que de existir sacerdotes con atracción sexual hacia personas del mismo sexo, es vital que reciban atención psiquiátrica, el Dr. Fitzgibbons asegura que "hemos observado que muchos sacerdotes crecen en santidad y felicidad en su ministerio como resultado de la curación de su inseguridad masculina sufrida de niños o adolescentes, soledad e ira, y en consecuencia, también de su atracción hacia el mismo sexo".