Deploran el avance del nuevo proyecto argentino de ataque al matrimonio

Deploran el avance del nuevo proyecto argentino de ataque al matrimonio

Los movimientos en defensa de la familia y la vida advierten del carácter inconstitucional del proyecto que lo equipara a las uniones homosexuales.

REDACCIÓN HO.- las comisiones de Legislación General y Familia, Mujer, Infancia y Juventud de la Cámara de Diputados de Argentina han emitido un dictamen que propone modificar el Código Civil "para incluir como pretenso matrimonio a las uniones de personas del mismo sexo". El proyecto deberá ser tratado ahora por el plenario de la Cámara.

De ser aprobado se modificarán varios artículos, como el 172, referido al consentimiento para que haya matrimonio, reemplazando la expresión "hombre" y "mujer" por "ambos contrayentes". También se reemplazarán las expresiones "padre" y "madre" por "padres". Con este proyecto también se está abriendo la puerta a las adopciones de menores por parte de parejas homosexuales, ya que se propone modificar la ley del nombre (18.248).

Con ello se dirá:

"Los hijos matrimoniales de cónyuges del mismo sexo llevarán el primer apellido de alguno de ellos. A pedido de estos podrá inscribirse el apellido compuesto del cónyuge del cual tuviera el primer apellido o agregarse el del otro cónyuge. Si no hubiera acuerdo acerca de qué apellido llevará el adoptado y si ha de ser compuesto, cómo se integrará, los apellidos se ordenarán alfabéticamente...".

Proyecto inconstitucional y contra natura

No han tardado en reaccionar las plataformas cívicas en defensa de la familia. En declaraciones recogidas por ACI Prensa, el Servicio a la VIda del Movimiento Fundar  ha llmado la atención sobre algo obvio como punto de partida; "cabe preguntarse cómo pueden tener ‘hijos matrimoniales’ dos personas del mismo sexo"; el Movimiento advierte también de todas las consecuencias legales y éticas si se buscar dar "hijos" a estas parejas a través de la fecundación artificial.

Finalmente, señaló que se trata de un proyecto inconstitucional, porque la Constitución y los Tratados Internacionales "reconocen y protegen a la familia fundada en la unión de varón y mujer. Además, en el específico caso de la adopción o de la pretensión de tener hijos por técnicas de procreación artificial, se afecta el interés superior del niño, criterio rector de la Convención sobre los Derechos del Niño".

"Esperamos que estas iniciativas no se sancionen y que los legisladores estén a la altura de las circunstancias en el ejercicio de su responsabilidad de proteger a la familia y al matrimonio de varón y mujer, para bien de toda la sociedad", expresa el Servicio a la Vida