Despachando abortos cual saldos

Despachando abortos cual saldos

Descuentos a las jóvenes andaluzas para que entren por caja en los abortorios, con el carné joven que expide la Junta, como si fueran al cine o de pinchos.... Efecto lógico de la barra libre al aborto que apoyan Gobierno y PSOE, manifiestamente falaces cuando dicen buscar menos abortos.

REDACCIÓN HO.-  Una tarjeta del Instituto Andaluz de la Juventud ofrece bajo el eslogan "Úsalo para todo..." descuentos a jóvenes de entre 14 y 30 años en parcelas tan dispares como cambiar el aceite del coche, revisar la batería, abortar o comprar la píldora del día después, según informa ABC.

Tétrica y mortal frivolidad

Los centros abortistas ofrecen así reducción del precio de hasta el 20% en las consultas y servicios directos para poner fin al embarazo, afirmando encima que "es un servicio más para los jóvenes, como cuando quieren ir a cines o teatros".

Del mismo modo, el rotativo de Vocento añade que la tarjeta juvenil emitida para andaluces de entre 14 y 30 años desde este organismo dependiente de la Junta de Andalucía incluye descuentos en determinadas farmacias para productos como preservativos y “medicamentos” como la píldora del día después, de efectos abortivos y con graves riesgos para la salud de la mujer.

La Junta “no hace ningún juicio moral y lo acepta”

En el Instituto Andaluz de la Juventud, aunque se han mostrado sorprendidos porque se ofrezca la posibilidad de obtener descuentos para abortar con el uso de esta tarjeta joven, también alegan que si una clínica quieren adherirse a la promoción, la Junta no hace ningún juicio moral y la acepta.

Mucha sorpresa no debe haber causado cuando se observa que se incluye enel listado de descuentos, denunciado por un lector en la página que ABC.es tiene en la red social Facebook, alarma se llega al apartado “servicios sanitarios”. En este punto, el Instituto Andaluz de la Juventud, dependiente de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social de Micaela Navarro, informa de que en la Clínica Heliopolis, situada en la calle Ifni, de Sevilla, el descuento que se obtiene si el interesado presenta el carné joven es de un 20 por ciento en “consultas y servicios directos de interrupción voluntaria del embarazo (IVE) y ecografía, consultas de planificación familiar, revisiones ginecológicas, vasectomías, fimosis, etc.”.

Continuando la lectura del mismo documento, colgado en la página web del Instituto Andaluz y que puedes consultar aquí completo en PDF, se ofrece otro 10 por ciento de descuento en los servicios de Ginecología si la joven vive en Almería y decide acercarse a la calle Artes de Arcos, número 4, y otro 20 por ciento del presupuesto final si se gesta la interrupción voluntaria del embarazo en la Ginecología Almería. Ante este negocio abortista se manifestaron recientemente los colectivos provida como medida de presión contra la que iba a ser inminente la aprobación de la llamada ley Aído.

“Desde hace años, es un servicio más”

Fuentes del abortorio almeriense reconocieron a ABC que ésta, como la Clínica Heliopolis en Sevilla, es una “clínica privada, con conciertos con la Seguridad Social” y que “contrata este servicio con la Junta desde hace años para ofrecer descuentos a las jóvenes”.

Es un servicio que contratamos y un descuento cualquiera, como encuentra el joven cuando quiere ir a cines, teatros y este tipo de cosas”, afirman con toda tranquilidad desde la abortista Heliopolis en Sevilla. 

“Se comercializa con la maternidad”

“Se comercializa con la maternidad. Es lo que sucede cuando  lo que importa y lo que media es el dinero”. Es lo que asegura Conrado Jiménez, presidente de la Fundación Madrina, organización que atiende a mujeres embarazadas en situación de necesidad social o material.

Pero como señala Conrado en declaraciones a la COPE, el descuento con carné joven para abortar ofrece una trágica realidad:

“Las clínicas lo que hacen, efectivamente, es valorar descuentos y a veces el dos por uno, es decir, ofrecen dos abortos por el precio de uno. Nos consta que se está empezando a introducir en España, y viene de otros países, como EE.UU., donde hay centros que ofrecen el aborto como si repartiera boletos de discoteca”.

El presidente  de la Fundación explica también que la crisis económica y la multiplicación del uso de la píldora del día después (PDD) ha provocado una reducción de abortos quirúrgicos en estos negocios abortistas, lo que genera una respuesta comercial a un problema social, como es el aborto”.