Brutal martirio a un matrimonio católico en Pakistán por no convertirse al Islam

Brutal martirio a un matrimonio católico en Pakistán por no convertirse al Islam

Torturados delante de sus hijos, él fue quemado vivo; ella, violada, sigue hospitalizada.



PakistanREDACCIÓN HO / COPE / ACIPRENSA.-Un matrimonio católico en Pakistán sufrió la furia de su patrón musulmán, quien ante la negativa de la pareja de no convertirse al Islam quemó vivo al esposo mientras que la esposa fue violada. Esta brutal agresión se realizó delante de los hijos de la pareja. Hasta el momento ella sigue internada en el Holy Family Hospital de Rawalpindi.


Según informa la cadena española COPE, el matrimonio formado por Arshed y Martha Masih trabajaba desde hace algún tiempo para Sheikh Mohammad Sultan, un poderoso hombre de negocios musulmán. "En enero los líderes religiosos impusieron a la familiala conversión al Islam. Ambos rechazaron la propuesta recibiendo a cambio una seria amenaza: las consecuencias serían terribles", explica la nota.


En ese momento Arshed propuso a su jefe abandonar el trabajo y marcharse para poder vivir de acuerdo con sus creencias sin sufrir la presión de los extremistas musulmanes. La respuesta de Sultan fue tajante: si abandonaban la casa los matarían.


Hace unos días Sultan denunció el robo, en sus propiedades, de unos seis mil dólares. La policía abrió una investigación en la que no figuraba el matrimonio como sospechoso. Sultan les ofreció entonces no hacer recaer sobre ellos las acusaciones de robo si se convertían al Islam. Arshed y Martha volvieron a rechazarlo.


Ante la negativa de los esposos católicos a convertirse al Islam, el 19 de marzo Arshed fue quemado vivo hasta morir y Martha fue violada. El brutal ataque a ambos se realizó en presencia de sus hijos de entre 7 y 12 años.


La cadena COPE indica que "las autoridades han abierto una investigación para aclarar los hechos pero lo único claro en este momento es que el matrimonio fue sometido a semejante martirio por no querer abandonar a Cristo. Una vez más nos encontramos ante un episodio de violencia contra los católicos por el mero hecho de serlo. Son ya muchos los que han muerto, Arshed y Martha son dos nuevos nombres que añadir a la lista de damnificados"