La baja natalidad pone en manos de los inmigrantes el futuro español

La baja natalidad pone en manos de los inmigrantes el futuro español

Hasta 14,6 millones de inmigrantes entrarán en España en los próximos 50 años. Esto, al menos, es lo que piensan los técnicos del Instituto Nacional de Estadística (INE), que en sus últimas proyecciones de población (2007-2059) convierten a la población extranjera en el centro del crecimiento demográfico español.  El estudio no deja lugar a dudas: el futuro de la población española pasa por los inmigrantes, ya que el saldo vegetativo -la relación entre nacimientos y defunciones- es -y será- incapaz de mantener la población española en sus actuales niveles.

ELCONFIDENCIAL.COM.-Dicho en otros términos, sin inmigrantes España estaría abocada a perder población. Incluso con esos volúmenes de inmigrantes, la población total tenderá a decrecer a mediados de siglo si no se produce antes un cambio de tendencia en las tasas de fecundidad.

Para llegar a esta conclusión, el INE parte de dos escenarios. En el primero, estima una entrada anual media de 285.000 inmigrantes entre el año 2010 y el 2059. en el segundo escenario, Estadística -un organismo dependiente del Ministerio de Economía, pero con autonomía de funcionamiento-, calcula una entrada anual de 112.000 inmigrantes. Si se cumple la primera de las hipótesis, eso significa que en el conjunto del periodo habrían entrado 14,6 millones de extranjeros (prácticamente la tercera parte de la población actual). Por el contrario, en caso de que se cumpliera el segundo de los escenarios, el número de nuevo inmigrantes ascendería a 5,8 millones de personas.

Ambas cifras se sitúan, en cualquier caso, muy por encima de los contingentes anuales que han aprobado los diferentes gobiernos en los últimos años (unos 30.000) e inciden de forma clara sobre el debate abierto en estos momentos en la sociedad sobre la cantidad de inmigrantes que es capaz de soportar la economía española.

Pues bien, según el INE esta fuerte entrada de inmigrantes no será suficiente, ni siquiera, para frenar el saldo vegetativo, ya que el número medio de hijos por mujer permanecerá en niveles históricamente bajos a lo largo del periodo. En concreto, y estableciendo que una mujer tenga como media 1,53 hijos, a partir del año 2019 -en el primer escenario- se registrarán saldos vegetativos negativos que sólo podrán compensarse con la entrada de inmigrantes. En el segundo escenario, este saldo adverso se adelantaría al año 2017.

Las estimaciones del INE hablan de que según vaya pasando el siglo la situación se irá complicando más desde el punto de vista demográfico a causa de la baja natalidad. El punto crítico se alcanzará en 2059, año en el que, según las estimaciones oficiales, se producirán 309.128 nacimientos, frente a las 713.840 defunciones previstas. Un número extremadamente alto respecto a los niveles actuales (372.571 en el año 2005), pero coherente con el envejecimiento previsto de la población.

Y es que, según datos de Eurostat, la tasa de dependencia de la población española (definida como el porcentaje de población de 65 y más años en relación a que cuenta entre 16 y 64) se situará en 2050 en el 65%, por encima incluso de la que se producirá en la media de la Unión Europea (55%). La tasa de dependencia es, sin lugar dudas, la variable demográfica más relevante desde el punto de vista económico, ya que refleja el grado de envejecimiento de una población, y por lo tanto el número de personas en edad de trabajar y de recibir prestaciones sociales públicas.

¿Qué quiere decir esto? Pues que, a tenor de los datos del INE, sólo hay dos instrumentos para cambiar la tendencia demográfica a largo plazo. O crece la tasa de fecundidad (las hipótesis de Estadística están hechas con una edad media de maternidad de 31,1 años como media), o hay que aumentar la entrada de inmigrantes en aras de no perder población.

En palabras del Banco de España ?Informe Económico correspondiente al mes de enero de 2006-, ?para compensar la menor fertilidad relativa, la tasa de inmigración se tendría que mantener por encima de la europea de forma continuada?. Es decir, España necesita más inmigrantes que el resto de la UE ante la baja tasa de fecundidad.