Crecen en el PP los partidarios de la derogación de la ley del aborto

Crecen en el PP los partidarios de la derogación de la ley del aborto

“Hay que movilizarse más que nunca”, defiende Jaime Mayor Oreja.

REDACCIÓN HO.- Poco a poco, los partidarios de derogar la actual ley del aborto promulgada por Zapatero para avanzar hacia la erradicación de esta práctica en nuestro país, van creciendo en el seno del Partido Popular.

HazteOir.org ha podido saber que las declaraciones realizadas en las últimas horas por algunos dirigentes populares en favor de incorporar al programa electoral la derogación de la ley, están recibiendo el apoyo de un creciente número de diputados nacionales y autonómicos y de senadores.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, se ha manifestado públicamente a favor de que el PP derogue la actual ley del aborto cuando gobierne:

"La ley es manifiestamente anticonstitucional. Lo que pasa es que la ley anterior, que tenía tres supuestos de aborto, se había convertido en un coladero terrorífico en el cual había abortos de hasta 8 meses, como vimos con el doctor Morin, con aplastamiento de las cabezas. Una cosa absolutamente dramática e impensable de auténticos asesinatos.

Si pasa el tiempo y el TC no la deroga, el PP tiene que derogar la Ley, claro que sí."

Por su parte, el alcalde madrileño, Alberto Ruiz-Gallardón, afirmó en una entrevista a La Gaceta que PP debería comprometerse a derogar la ley si llega al Gobierno tras las elecciones de 2012, si bien es cierto que a renglón seguido se mostró partidario de reformar sólo "ciertos aspectos" de la ley.

Ana Pastor ha ido más allá al asegurar taxativamente que su partido "derogará la Ley del Aborto” si gana las próximas elecciones generales, porque esa norma "no era necesaria" y va contra la opinión de la mayoría de los ciudadanos.

“Hay que movilizarse más que nunca”

Jaime Mayor Oreja fue el primer dirigente popular que se posicionó de manera rotunda contra la ley del aborto Zapatero y defendió que su partido la derogue. En declaraciones a COPE, el eurodiputado afirmó:

“Con la nueva Ley del Aborto esto no termina, hay que movilizarse más que nunca.”

En plena consonancia con los mensajes de los manifestantes de la Marcha Internacional por la Vida 2010 celebrada el pasado domingo en toda España, Mayor Oreja declaró que su partido “debe” derogar la legislación abortista:

“El PP debe derogar la nueva Ley del Aborto porque somos muchos en él los que creemos que es algo absolutamente exigible y necesario. Con la ley no termina nuestro esfuerzo y trabajo, debe comenzar, hay más movilización que nunca pero debemos ser perseverantes en este esfuerzo porque creo que el cambio de actitud es lo más importante en el seno de nuestra sociedad. Es una batalla cultural, en el corazón de nuestra sociedad, por encima de siglas.”

Debate sobre el aborto en el seno del PP

Del debate interno promovido en el PP por los defensores del derecho a vivir se ha hecho eco hoy la Cadena COPE en su línea editorial:

“Con el aborto libre recién aprobado y la sociedad civil puesta en pie en defensa de la vida y la maternidad, se abre en el seno del Partido Popular un debate interno sobre qué hacer cara a las próximas elecciones.

De momento, el propio Mariano Rajoy ha adelantado que no será necesario derogar esta ley injusta, porque considera que el Tribunal Constitucional decretará que dicha norma viola nuestra Carta Magna.

Pero dentro del partido hay otras voces que reclaman una posición explícita en el programa electoral del partido, y propugnan la derogación pura y simple de la ley una vez que el PP legue al gobierno. Esa ha sido la postura del eurodiputado Jaime Mayor Oreja y de otros relevantes líderes del partido.

En este tema el PP no puede simplemente esperar a que otros hagan su trabajo. Debe entrar en la batalla política y cultural en torno al derecho a la vida, porque este es uno de los pilares básicos de nuestro pacto de convivencia. Debe por tanto plasmar su compromiso a favor de la vida y de la maternidad en el programa electoral, y para ello dispone de una activa interlocución con la sociedad civil y de una cultura humanista que proporciona el necesario bagaje racional para no entrar acomplejado en este debate. 

En este tema el PP debe ser una alternativa clara y esperanzadora, con un claro compromiso de derogar esta ley injusta, con una apuesta eficaz a favor de las mujeres gestantes, y con una propuesta educativa de gran calado que permita recuperar un clima social de afirmación del valor de la vida.”

La fiabilidad del Constitucional ante el recurso del PP

Los dirigentes populares partidarios de trasladar la decisión sobre la ley del aborto Zapatero al Tribunal Constitucional no están de suerte, como les ha recordado en las últimas horas el magistrado José Luis Requero.

Mariano Rajoy afirmó tras el 7-M que su partido no tenía necesidad de derogar nada porque de eso se iba a encargar el TC. A esta hipótesis se sumó enseguida Soraya Saénz. Sin embargo esta actitud de cesión, que busca no provocar las iras del oponente aun a costa de renunciar a los propios principios, ha recibido en las últimas horas un revés importante de la mano de un respetado jurista.

El magistrado y ex vocal del Consejo General del Poder Judicial, José Luis Requero, ha recordado que no se puede confiar en que el Constitucional frene la ley del aborto dada su escandalosa politización.

Requero analizó en una reciente entrevista aparecida en HazteOir.org el desprestigio del Tribunal Constitucional:

“El TC es una víctima del relativismo. Cuando el relativismo es moral y desde  ese relativismo se legisla, se gobierna, también se juzga. La politización de  la Justicia, del TC, de la Fiscalía, o de órganos reguladores, no es más que la consecuencia de ese relativismo jurídico: como no interesa lo justo,  como no interesa que el Derecho hable, el relativista procura que los jueces le digan el Derecho que a él le conviene y para eso manipula.

El Tribunal Constitucional tuvo una época probablemente dorada. Fueron los primeros cinco o seis años, en los que se  dictaron sentencias muy relevantes a la hora de pasar el ordenamiento preconstitucional por el tamiz constitucional.

Pero el desprestigio llegó con la sentencia RUMASA y luego a la del Consejo General del Poder Judicial. Su lastre es no ya su origen partitocrático -por eso me sorprende que  defendiese la elección popular de los jueces-, sino que se ha convertido en una tercera cámara parlamentaria, en una prolongación de los grupos parlamentarios, eso sí, con ropajes jurisdiccionales.

Desde luego lo que le quede de prestigio se lo juega con el Estatuto de Cataluña, la  ley de los llamados "matrimonios" homosexuales, el aborto: ahí veremos si es un prestidigitador del razonamiento jurídico.”

Denuncia de la ambigüedad de un sector del PP

El presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, denunció tras la Marcha por la Vida 2010 la postura expresada por Mariano Rajoy:

"El Presidente del PP no puede delegar su responsabilidad como principal partido de la oposición en el Tribunal Constitucional. La responsabilidad del PP es presentarse a las próximas elecciones generales con un compromiso claro para derogar esta ley.

El Constitucional es un tribunal altamente politizado que tardará posiblemente más de cuatro o cinco años en resolver un recurso de inconstitucionalidad, pero las próximas elecciones generales tendrán lugar dentro de dos años.

Los ciudadanos que defendemos el derecho a vivir de todos los seres humanos, también los no nacidos, no vamos a permitir que Rajoy se salga por la tangente y renuncie a su responsabilidad política".