“Que jamás nuestro voto sirva para aprobar leyes injustas, que legitimen la muerte de inocentes”

“Que jamás nuestro voto sirva para aprobar leyes injustas, que legitimen la muerte de inocentes”

“Es FALSO que no podemos cambiar esta realidad. Juntos y organizados podemos ser protagonistas de nuestra vida y de la historia”, afirma Joaquín Manuel Montero, desde Socialistas por la Vida.

REDACCIÓN HO.- Ejemplo de valentñia y compromiso con a Vida en este 7-M desde la política, que no debe saber de ideologías cuando están en juego los derechos humanos, es lo que ha vuelto a mostrar hoy Joaquín Manuel Montero, un testimonio de mayor valor si cabe por venir de un hombre capaz de renunciar a cargos políticos desde la izquierda socialista. Estas han sido sus palabras:

El mismo día en que el señor Zapatero declaraba en Ginebra que “nadie tiene el derecho a arrebatar la vida a otro ser humano”, el partido que dirige con mano de hierro compraba las voluntades necesarias para aprobar esta ley que legitima y arrebata la vida de miles de inocentes. ESTO ES HIPOCRESÍA EN POLÍTICA. Por lo tanto, desde Socialistas por la Vida acusamos al señor Rodríguez Zapatero de haber abandonado los valores democráticos que siempre caracterizaron a la izquierda, y de haber traicionado a la clase obrera pobre que creó el Partido Socialista en España.

Tenemos que tener en cuenta que el panorama político en España es mucho más grave. Ninguna fuerza política del arco parlamentario español, ninguna, está claramente a favor de la vida. De toda vida humana, en todas sus etapas. Ninguna. La actitud del Partido Popular deja mucho que desear también. Más aún cuando sabemos que en sus ocho años de gobierno, cuatro de ellos con mayoría absoluta, no hizo más que agravar una situación ya de por sí alarmante.

Y a nivel internacional, no podemos seguir conformándonos, a este inicio del siglo XXI, con un mundo en el que millones de seres humanos ven violado su derecho a la vida, y mueren por la injusticia del hombre, la guerra, el paro, la esclavitud infantil, el aborto, el terrorismo… Existen en la actualidad medios más que suficientes para erradicar de la faz de la tierra estos problemas.

Es por ello que queremos hacer un llamamiento a vuestras conciencias, porque es FALSO que no podemos cambiar esta realidad. Juntos y organizados podemos ser protagonistas de nuestra vida y de la historia que nos toca vivir. Así lo aprendí de verdaderos defensores de la vida, como Guillermo Robirosa o Julián Gómez del Castillo, maestros en la política y en la defensa de los más débiles.

Para terminar, os quiero proponer dos acciones que desde Socialistas por la Vida nos comprometemos a llevar a cabo, y os pedimos que también todos los que estáis aquí hagáis lo que está en vuestras manos poniendo también vuestro granito de arena: la primera, es que es un deber ineludible el que estemos informados en profundidad sobre aquellos temas que afectan directamente a la dignidad de la vida humana. El conocimiento es, por tanto, uno de los pilares fundamentales para dar respuesta al problema desde su raíz.

La segunda cuestión es evidente: lo que más teme un gobernante no es otra cosa que el voto, y por tanto, debemos acudir a las elecciones con una clara conciencia de hacer oír la voz de los sin  voz. No podemos votar a aquellas fuerzas políticas que no hagan en su programa electoral una clara defensa de la vida humana y de su dignidad. Jamás permitamos que nuestro voto sirva para aprobar leyes injustas, que legitimen la muerte de inocentes. JAMÁS.