“Lo bueno es que España se ha movilizado por la vida”

“Lo bueno es que España se ha movilizado por la vida”

<a href="http://www.hazteoir.org/node/28459">«Joaquín Montero, referente moral de la izquierda»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/28428">«Joaquín Montero abandona el PSOE por su política abortista»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/19027">«Joaquín Manuel Montero: “Apoyo el sí a la vida porque soy militante de izquierdas”»</a>

La Gaceta, Susana Ariza. Madrid.-  Joaquín Montero, concejal y segundo teniente de alcalde en Paradas (Sevilla) dejó el PSOE el mismo día en que el Senado daba el visto bueno a la Ley del Aborto libre. Un paso que para él es una reacción natural.

-¿Por qué se ha dado de baja del PSOE?

-Porque jamás permitiré que mi nombre aparezca junto al de una organización que legitime la muerte de un inocente mediante una ley.

-¿Defender la vida es propio de la izquierda?

-Evidentemente. El PSOE es la izquierda oficial, no la real. Un partido que promueve una ley que admite el aborto como un derecho es contrario a la corriente que da lugar, desde el movimiento obrero, a los partidos de izquierdas, donde siempre se tuvo claro el valor de la vida, y especialmente de la de los más débiles.

-Hay miembros del PSOE que se declaran católicos y apoyan esa ley.

-Y no son pocos. Por ejemplo, José Bono, presidente del Congreso; Francisco Vázquez, Embajador de España ante la Santa Sede; Barreda, presidente de Castilla-La Mancha; Moratinos, ministro de Exteriores; la vicepresidenta Fernández de la Vega... Públicamente se han definido como católicos practicantes. Habría que preguntarles a quién sirve: si al Señor de la vida, al que confiesan, o a otro  señor. Por los hechos, que son lo que define a una persona, no están demostrando una actitud ni mucho menos cristiana.

-Los obispos les negarán la comunión.

-Para Bono puede ser un problema. Pero la cuestión es que Bono se plantee a qué señor sirve. Si tu conciencia está por encima del cargo que ostentas, te lleva a decir: “Conmigo no, en mi nombre no”. Pero si el cargo que ocupas está por encima de tu conciencia, sirves a otro señor.

-¿La Ley del Aborto es una cortina de humo para distraer de la crisis?

-Por supuesto. Desde el principio sabíamos dentro del partido que todo el tema del aborto se activaba precisamente por la crisis. Ahora la ley se aprueba de forma urgente, coincide con la Comisión Anticrisis.

-¿Ahora es la crisis la que hace sombra al aborto?

-Exacto, la aprobación de la ley no ha tenido repercusión mediática. El protagonismo se lo ha llevado la crisis económica. Se desmoviliza así parte del movimiento provida a nivel mediático, pero no a nivel real. Lo que ha quedado claro en los últimos meses es que en España, la sociedad organizada –sin grupos económicos que estén detrás pagando– para un motivo como éste, sale a la calle. Ése es el gran logro del movimiento provida.

-¿Qué cabe hacer una vez aprobada la ley?

-Nos queda derogarla, con el trabajo de mucha gente durante muchos años. Y la esperanza de que esto, tarde o temprano, tiene un único fin: el triunfo de la vida.

-¿De qué ley sería partidario usted?

-De ninguna ley. El no al aborto es un NO en mayúsculas. Ninguna ley puede legitimar la muerte violenta de un inocente.

-¿Qué pretende Socialistas por la Vida?

-Crear una plataforma de debate en Internet para promover la ideología de izquierdas que defiende la vida.