Marruecos, nuestro “país amigo”, vuelve a expulsar a un misionero cristiano

Marruecos, nuestro “país amigo”, vuelve a expulsar a un misionero cristiano

El religioso estadounidense fue detenido en la región de Al Hauz tras predicar la fe de Cristo a un grupo de 14 mujeres y niños.

REDACCIÓN HO.- Según ha informado la agencia de noticias InfoCatólica, un misionero cristiano estadounidense fue expulsado el pasado jueves de Marruecos por difundir la religión cristiana. Según la citada agencia, el misionero fue detenido en la región de Al Hauz tras predicar la fe de Cristo a un grupo de 14 mujeres y niños. Fuentes del Ministerio de Interior marroquí señalaron que con ello se pretendía “quebrantar la fe de los musulmanes y atentar contra los valores religiosos del Reino”. Marruecos permite el culto de confesiones distintas al Islam, pero castiga duramente el proselitismo de las mismas.
 
No es la primera vez

El pasado marzo, cuatro evangélicas españolas y una alemana fueron detenidas en Casablanca por las autoridades de nuestro “país amigo”, y acusadas de hacer proselitismo, por lo que fueron expulsadas de Marruecos.
 
Resulta paradójico cómo, en lo que respecta a España y el resto de Europa, la promoción del beligerante Islam resulta tan fácil que hasta se le abre las puertas vía subvenciones, ayudas sociales o invitaciones a actos culturales de todo tipo. Pero nadie exige a Marruecos la aceptación de los valores, formas y culturas europeas. Quienes sueñan con la Alianza de Civilizaciones obvian exigir el respeto por libertades y derechos al régimen alahuí, sólo preocupado por colonizar Europa, pero bajo ningún concepto dispuesto a modificar los usos y recortes de derechos que impone en el país, cuando esto sería lo lógico para todos.