El Manifiesto del 7-M, un clamor en defensa de la vida

El Manifiesto del 7-M, un clamor en defensa de la vida

«Manifiesto "España Vida sí",» «<a href="http://marchavida.derechoavivir.org/marcha-por-la-vida/manifiesto/">en español</a>» e «<a href="http://marchavida.derechoavivir.org/marcha-por-la-vida/english/">inglés</a>»
«ÚLTIMA HORA:  <a href="http://www.hazteoir.org/node/27959">HLI, la mayor organización mundial provida, se suma a la Marcha por la Vida del 7-M</a>»

MADRID, 8 DE FEBRERO DE 2010.- Las 80 entidades adheridas a la Marcha por la Vida del próximo 7 de marzo con el lema España Vida Sí piden la retirada del proyecto de ley del aborto, la promoción de medidas que protejan el derecho a vivir y a ser madre, que se respete el derecho de los padres a formar a sus hijos en materia de educación sexual según sus propias convicciones y que se respete el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario.

Estas son las demandas recogidas en el Manifiesto de la Marcha por la Vida, que se leerá simultáneamente en un centenar de ciudades de España, Europa, Iberoamérica y Estados Unidos.

El Manifiesto íntegro es el siguiente:

España Vida Sí

Marcha internacional por la Vida

7 de marzo de 2010

A día de hoy existe la evidencia científica de que desde el momento de la fecundación aparece una nueva vida humana. Así lo ha ratificado el Manifiesto de Madrid, presentado en marzo de 2009 y firmado por más de 3000 científicos españoles.

Ante esta certeza se puede afirmar que el aborto supone la muerte violenta de un ser humano y un terrible drama para la mujer que lo sufre.

El número de abortos practicados en España supera ya el millón, y sin embargo sigue sin ofrecerse ninguna información ni ayudas sociales a las mujeres embarazadas en situaciones difíciles, mientras que sí existe financiación para que vayan a abortar.

Ahora el Gobierno pretende aprobar una ley de plazos que deja completamente desprotegido al nuevo ser y abandona a la mujer ante sus problemas, empujándola al aborto. Por otra parte, considera a los enfermos y discapacitados como seres humanos de segunda categoría, permitiendo que puedan ser eliminados antes de nacer.

El proyecto de ley contempla también que las menores puedan abortar sin el consentimiento paterno, dejándolas solas e impidiendo a los padres ayudar a sus propias hijas ante la situación de un embarazo inesperado.

Asimismo la nueva ley pretende imponer un determinado tipo de educación sexual en los colegios, vulnerando así el derecho de los padres a educar a sus hijos según sus propias normas morales.

Con el aborto libre, el número de niños muertos aumentaría hasta casi el doble, así como el de mujeres que sufrirían los ya conocidos daños físicos y psicológicos que el aborto provoca en ellas.

La respuesta de la sociedad española ante este anuncio ha sido contundente: marchas, concentraciones y manifestaciones masivas a favor del derecho a la vida, encuestas claramente contrarias a la ley y diversos manifiestos firmados por millares de españoles que exigen la puesta en práctica de políticas favorables a la vida y a la maternidad.

Sin embargo, el Gobierno hace oídos sordos a este clamor social, y pretende seguir adelante con una ley que España no quiere.

Por todo ello,

EXIGIMOS

Que el Gobierno escuche a la sociedad española y retire el proyecto de ley del aborto que pretende aprobar.

Que nuestros políticos promuevan leyes que protejan el derecho a vivir y el derecho a ser madre, amparando la vida en todo momento y ayudando a las mujeres embarazadas a superar cualquier problema que un embarazo imprevisto puede generarles.

Que se respete el derecho de los padres a formar a sus hijos en materia de educación sexual según sus propias convicciones.

Que se respete el derecho a la objeción de conciencia del personal sanitario para que pueda cumplir su compromiso de defender y cuidar la vida y la salud desde el mismo instante de la concepción.