La industria del aborto vuelve a evidenciar su falta de escrúpulos, ahora en Haití

La industria del aborto vuelve a evidenciar su falta de escrúpulos, ahora en Haití

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/27404">Grietas en la multinacional del aborto tras el terremoto de Haití</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/27146">La multinacional del aborto Parenthood pide donativos para sus abortorios en Haití</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/27359">Salvar vidas en Haití y ¿eliminarlas en USA?</a>»

La multinacional abortista IPPF hace caja -medio millón de dólares más- a costa de la tragedia que ha asolado el país caribeño, como destaca el Instituto Efrat.

INSTITUTO EFRAT, por David Del Fresno, presidente y autor del best seller El Imperio de la muerte.- Por los datos que nos van llegando, es evidente que la multinacional pro-aborto International Planned Parenthood Federation (IPPF) está haciendo caja con el terremoto de Haití.

La Fundación William and Flora Hewlett anunció el pasado martes 26 de enero que ha realizado una donación de 500.000 dólares a IPPFRegión Hemisferio Oeste (IPPF-WHR) para proporcionar "cuidados básicos y reproductivos" a los Haitianos afectados por el reciente terremoto. Merece la pena destacar el apoyo que esta fundación viene dando a IPPF, que se concreta en las siguientes aportaciones anuales:

4.175.000 dólares en 2008

2.550.000 dólares en 2007

4.690.000 dólares en 2006

5.225.000 dólares en 2005

3.225.000 dólares en 2004

2.800.000 dólares en 2003

2.550.000 dólares en 2002

1.350.000 dólares en 2001

IPPF-WHR trabajará a través de su filial en Haití denominada Association pour la Promotion de la Famille Haitienne (PROFAMIL), para ayudar a cubrir todas sus "necesidades de salud sexual y reproductiva" (eufemismo que suele utilizarse para enmascarar la práctica del aborto) tanto ahora como en los próximos meses.

Si bien los efectos del terremoto que golpeo a Haití han sido devastadores, hasta el punto de que un tercio de sus 9 millones de almas se han quedado sin agua, sin comida y sin techo, para los promotores de la planificación familiar esto quizá no sea un problema de primer orden, pues han preferido poner el acento en "la posibilidad de que se den situaciones de violencia sexual, a las que puedan seguir embarazos no deseados y abortos inseguros".

"Haití viene sufriendo una reducción crónica en materia de salud sexual y reproductiva" ha dicho Sara Seims, directora del Programade Población en la Fundación Hewlett. "No es por ello ninguna sorpresa que la actual crisis haya podido exacerbar esa situación. No obstante, tenemos la suerte de ayudar a una organización que tiene ya una profunda experiencia sobre el terreno, de modo que podamos evitar más sufrimientos."

Si bien PROFAMIL ya ha perdido sus dos principales clínicas en el terremoto, gracias a la ayuda recibida va a poder ser capaz de reanudar sus actividades mediante el uso de "Unidades Móviles de Salud Reproductiva" que piensa ubicar en las ciudades de Puerto Príncipe y Jacmel. Para justificar su petición de dinero, IPPF ha ofrecido un estudio de Mercado: De acuerdo con las estimaciones de esta entidad, hay 750.000 mujeres en edad reproductiva dentro del áreametropolitana de Puerto Príncipe y otras 15.000 en la ciudad de

Jacmel. Según IPPF "Esas mujeres están sufriendo un acceso muy limitado a servicios de salud reproductiva y cuidados obstétricos de emergencia".  Ante esas declaraciones, nosotros nos preguntamos hasta qué punto la falta de comida y agua constituye para IPPF un problema de menor interés.

PROFAMIL está siendo ayudada asimismo por la filial de IPPF en la República Dominicana, la cual ha estado coordinándose con la ONU y diversas ONG's, a fin de pasar "equipos humanos y unidades móviles de salud" a través de la frontera, como parte de un plan organizado de provisión de servicios de salud reproductiva en ciertos lugares clave del país. Esos equipos humanos han adquirido ya una vasta experiencia trabajando con inmigrantes Haitianos que viven en la República Dominicana. A tal efecto, PROFAMIL ha diseñado un plan de trabajo para determinar la duración y la intensidad de las necesidades en términos de personal, servicios y suministros a corto plazo. Su plantilla y colaboradores asociados se encargarán de organizar las "unidades móviles de salud" para proporcionar tanto primeros auxilios como "cuidados obstétricos de emergencia", servicios de planificación familiar y servicios de prevención del VIH. Tales actividades se llevan a cabo en coordinación con el Gobierno de Haití, la Comisión Nacional de Salud y los equipos sobre el terreno enviados por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Las palabras de Carmen Barroso, directora de IPPF-WHR, ponen la guinda de este artículo: "Hemos fletado ya un avión con destino a la República Dominicana. Desde allí nuestros enviados partirán en coche hacia Haití para empezar a trabajar de inmediato."

Fuentes Consultadas:

  • Ascribe Newswire, 26 de Enero de 2010
  • David del Fresno: "El Imperio de la Muerte" (Madrid. Editorial Sekotia. 2008)
  • International Planned Parenthood Federation (IPPF): "Financial Statements 2001-2008"