Limpieza étnica contra los cristianos de Pakistán

Limpieza étnica contra los cristianos de Pakistán

El asesinato de una niña pone al descubierto la persecuciónq ue están viviendo los cristianos en aquel país.

REDACCION HO.- Se llamaba Shazia. Tenía 12 años. Vivía en Pakistán y era cristiana. Fue asesinada por su jefe, porque Shazia Bashir ya  trabajaba. Fue violada y torturada. El criminal es un importante abogado musulmánde Lahore que la tenía empleada para que llevara a cabo las tareas del hogar.

Los obispos cristianos de todas las confesiones y miles defieles acompañaron a la pequeña Shazia en su funeral. El asesino ha huido. Ofreció 250 dólares a la familia de la niña, que vive en la más absoluta pobreza, a cambio de que no dijeran nada a la policía. La religión de la pequeña, que cobraba 12 dólares mensuales, no ayudó a que las fuerzas de seguridad se tomaran demasiado en serio el caso del adinerado abogado de la buena sociedad pakistaní.

Según el Arzobispo de Lahore, Monseñor Lawrence John Saldanha, el de Shazia no es un caso aislado porque los más de 10 millones de niños que trabajan como empleados domésticos en Pakistán suelen padecer la violencia de sus patronos.

La Conferencia Episcopal de Pakistán ha condenado los hechos. Entre los cristianos de aquel país se empieza a hablar de limpieza étnica. Mientras tanto, en España, el PSOE sustituye en los calendarios las fechas relacionadas con nuestra herencia cultural, por ejemplo el día de la Asunción, por el día de la independencia de Pakistán. A esta costumbre la denominan alianza de civilizaciones.

Recursos informativos