Intereconomía denuncia al grupo que le amenaza de muerte en Facebook

Intereconomía denuncia al grupo que le amenaza de muerte en Facebook

Facebook atiende la demanda del grupo de Julio Ariza y pide que se identifiquen los promotores del grupo en esta red social o lo cerrará.

REDACCIÓN HO.- Intereconomía ha presentado una denuncia en los Juzgados por un posible delito de amenazas y ha pedido que se dé traslado al Ministerio Fiscal para que practique las diligencias pertinentes respecto al grupo que opera en la red social Facebook arrojando amenazas de muerte contra el grupo de comunicación que preside Julio Ariza.

La medida se ha adoptado después de que La Gaceta, diario de Intereconomía, revelase la existencia de dicho grupo, así como la publicación en el mismo de comentarios amenazantes, cuando no insultos, contra Intereconomía y sus contertulios.   

Además, Intereconomía ha solicitado a Facebook que emprenda las medidas oportunas para retirar el grupo e identificar a los responsables del mismo. En un mensaje publicado en el muro del grupo, el administrador de  la red social advierte ya: "Admiradores, Facebook me advierte que si en un plazo de tres semanas no me identifico, esta página será cerrada". A continuación, explica que la red social le ha señalado que no tolera páginas que hagan apología de la violencia o amenacen.

El creador del club evitó publicar dato alguno de su perfil que permitiera identificarle. Sin embargo, La Gaceta ha informado de que haber rastreado la dirección IP del ordenador desde el que se creó el polémico grupo, lo que le ha conducido a su origen el pasado agosto a partir de un ordenador de la asociación independentista Omnium Cultural. Esta asociación independentista, cuyo eslogan es 'Lengua, Cultura, País', recibió entre 2004 y 2008 subvenciones de la Generalitat catalana por valor de ocho millones de euros. Asimismo, suya es la campaña 'Compra en catalán', que boicotea la venta de productos no etiquetados en lengua catalana.

Facebook acogió el pasado mes de octubre una polémica similar, cuando la Fiscalía de Roma solicitó el cierre del grupo de Facebook Matad a Berlusconi. En este caso, el ministro del Interior italiano consideró que las amenazas constituían "apología del delito" y que reflejaban un "problema cultural", y apuntaba que si alguien podía poner esas amenazas por escrito impunemente, también alguien podía querer ponerlas en práctica.

Algunas fuentes apuntan a que el objetivo de los promotores del grupo pasa ahora por crear otro nuevo con un nombre más suave que no incluya referencias a la muerte, para poder seguir operando.

Recursos informativos