El PP presenta sus propuestas en Educación, que mantienen EpC revisando sus contenidos

El PP presenta sus propuestas en Educación, que mantienen EpC revisando sus contenidos

«TEXTO ÍNTEGRO: <a href="http://www.hazteoir.org/files/Propuestas%20del%20PP%20para%20un%20Pacto%20por%20la%20Educaci%C3%B3n.pdf">Propuestas del PP para un Pacto por la Educación</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/27173">Pacto de Educación: CONCAPA acusa la &quot;falta de valor&quot; de Gabilondo para asumir compromisos</a>»
«TEXTO ÍNTEGRO: »«<a href="http://www.hazteoir.org/files/Propuesta%20pacto%20educativo%20Concapa.pdf">Propuesta para un Pacto Educativo de CONCAPA</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/4853">Los dirigentes del PP se comprometieron reiteradamente a eliminar EPC</a>» 

En medio de sus negociaciones con el Ejecutivo para lograr un gran Pacto Educativo, Mariano Rajoy defiende como puntos básicos la calidad, la libertad y la vertebración del sistema, mientras el PSOE lo recibe con desconfianza.

REDACCIÓN HO.- Arropado por las que fueran ministras de Educación durante la etapa de Gobierno de José María Aznar, Esperanza Aguirre y Pilar del Castillo, Mariano Rajoy ha enarbolado en un acto en Toledo junto a María Dolores de Cospedal y la cúpula de su partido, un auténtico contrato con los españoles, pendiente de la firma con el Gobierno de Zapatero. Ya apuntamos el pasado jueves desde HO, como fuentes solventes del principal partido de la oposición aseguraban no confiar en el margen de maniobra del ministro Gabilondo y que el PP había decidido tomar la iniciativa en esta materia. Mientras, hay también que recordar que los padres han recordado que no habrá pacto viable si no se cuenta con ellos, destacando en este sentido la propuesta que ha hecho CONCAPA, confederación mayoritaria de padres que aglutina a más de tres millones de familias españolas, en torno a dicho Pacto.

En su discurso de hoy, el líder del PP se ha declarado dispuesto a garantizar un cambio de envergadura en el sistema educativo. Ofrece negro sobre blanco en veintisiete folios su propuesta de pacto para hacer de ello un objetivo de carácter nacional. Con este planteamiento, el PP defiende como puntos básicos la mejora de la calidad, centrada en los rendimientos escolares; la exigencia de una formación básica común en todas las etapas educativas y garantizar cuestiones como el carácter nacional de los cuerpos docentes; ampliar las libertades educativas consagradas en la Constitución, conjugando derecho a la educación y libertad educativa respetando el derecho de los padres a elegir libremente el modelo que desean para sus hijos, y "todo ello garantizando la enseñanza del castellano en toda España". Y esto para según ha incidido el presidente del PP, "para lograr una sociedad mejor y más próspera".

Entre los objetivos prioritarios del PP figura también reducir el abandono temprano de las aulas, desde el 31% actual hasta el 10% en 2020, o la creación de un fondo de cohesión y la calidad de la educación con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. También hace hincapié en la autoridad del profesor como factor primordial de mejora del sistema educativo.  Asimismo, el texto propone reducir un año la ESO y ampliar el Bachillerato.

Sobre EpC: se elimina en Primaria y se revisan sus contenidos en Secundaria 

El documento propone que la asignatura de Educación para la Ciudadanía sea trasversal en los cursos de Primaria, y que en los de Secundaria se refiera a valores constitucionales, acogiéndose a la sentencia fallada del Tribunal Supremo. En cuanto al Bachillerato, que según la propuesta se adelantaría al actual Cuarto de la ESO, la asignatura sería sustituida por la ya desaparecida materia de Filosofía. Los magistrados de la sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo sentenciaron que el contenido de la asignatura debe centrarse en la educación de principios y valores constitucionales.

La asignatura de Educación para la Ciudadanía, implantada por el Gobierno de Zapatero en la pasada legislatura, había sido uno de los principales focos de enfrentamiento en materia educativa entre el Ejecutivo y el principal partido de la oposición. El PP había garantizado que si vuelve a gobernar suprimiría la asignatura, porque, en su opinión, es un "intento de meter doctrina política y partidista en las aulas".  La secretaria ejecutiva de política del PP, Ana Pastor, lo aseguró así en junio de 2007, como antes lo manifestaran Esperanza Aguirre, Mariano Rajoy o María Dolores de Cospedal.

No obstante, el programa educativo popular propone para Primaria una formación cívica de carácter transversal (repartido en todo el currículum en vez de en una asignatura concreta), cuyo contenido sea enseñar "los valores y principios de la Constitución". En cuanto a Secundaria, propone elaborar unos contenidos acordados que proporcionen a los alumnos "el conocimiento de la Constitución y la comprensión de sus valores y reglas de juego".

Gabilondo, más serio que un Zapatero que sobra en el tema

Tomada la iniciativa, Rajoy dejaba bien clara las premisas:

"En este documento está la alternativa, y sobre ella, si quieren, hablaremos en serio. Yo le doy un voto de confianza al ministro de Educación, creo que es una persona seria, más que el presidente del Gobierno, no hace falta que él se involucre en este asunto".

En su desarrollo, el Partido Popular apuesta por el inglés como lengua extranjera, el refuerzo del uso de las tecnologías de la información, garantizar la formación común y un currículo básico en todas las etapas, y un acuerdo con el sector editorial de los libros de texto "para que todos los chicos tengan garantizada la igualdad de conocimientos residan donde residan".

Además, aboga por modificar los criterios de evaluación, fomentar la formación profesional ligada a la empresa y la puesta en marcha de una "estrategia nacional de educación pactada con todas las comunidades autónomas".

De Cospedal aseveró por su parte que desde 1990 el sistema educativo en España se ha basado en el "modelo Logse", que aunque lleva funcionando desde hace ya 20 años "lejos de ser satisfactorio ha constituido un fracaso".  Aludió, como ejemplo de su argumentación, a dos cifras "que hacen sonrojar a todo un país" -y que aparecen en el informe PIS-- como son la que señala al 25 por ciento de alumnos con nivel 1 o menor de competencia en nivel de lectura y al 24,7 por ciento con nivel bajo en matemáticas, y a otros aspectos como las "serias dificultades" que existen para mantener un clima escolar adecuado.

El acto del PP, presentado por la portavoz de Educación del Grupo Parlamentario Popular en Castilla-La Mancha, Cesárea Arnedo, contó con la presencia de asociaciones y federaciones de padres, consejeros de regiones gobernadas por el PP, sus portavoces en el Congreso y en el Senado, diputados y senadores.

Respuesta desde el PSOE

El PSOE ha criticado que el PP no haya presentado este documento en la mesa de negociación abierta para el Pacto. La secretaria socialista de Educación, Cándida Martínez, espera que no sea esta una forma de trazar líneas rojas por parte del PP:

"Vamos a trabajar con ahínco por este pacto por la educación. Yo lo que espero es que el Partido Popular con este acto de hoy no haya querido señalar esas líneas rojas para dificultarlo. Espero que no, sinceramente, pero desde luego nuestra voluntad va a ser trabajar en el mismo, y si alguien quiere poner líneas rojas es su responsabilidad".

Martínez ha asegurado que no tienen conocimiento de que ese documento se haya trasladado al Ministerio de Educación la pasada semana.

Recursos informativos: