“Todo desprecio a la mujer, violencia o maltrato es una profanación”

“Todo desprecio a la mujer, violencia o maltrato es una profanación”

<a href="http://www.hazteoir.org/node/27067">«Mons. Martínez acusa la mala interpretación de sus palabras sobre el aborto»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/27007">«Oponerse al aborto en España puede conducir a la cárcel»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/26606">«El Instituto Andaluz de la Mujer califica de “barbaridad” que el arzobispo de Granada salga en defensa de las mujeres»</a>

Mons. Francisco J. Martínez  denuncia que “el aborto promueve la irresponsabilidad en las relaciones entre hombre y mujer. Y eso es causa de más violencia y más abusos.”

REDACCION HO.- Tras la descarada manipulación de sus palabras sobre el aborto y la mujer, Monseñor Francisco Javier Martínez, arzobispo de Granada, habla hoy en El Ideal:

  • “En la tradición cristiana todo desprecio a la mujer, violencia o maltrato es una profanación. La mujer es por sí misma algo sagrado, como un sagrario; el lugar donde tiene lugar millones de veces el milagro de Belén. Para nuestra fe, la exaltación suprema de lo humano es una mujer, la Virgen.”
  • “Aunque sea política y culturalmente incorrecto decirlo, la proliferación de los malos tratos y la violencia tienen que ver con la pérdida de sustancia cristiana en nuestra sociedad.”
  • “El tipo de comprensión de la vida, tanto del hombre como de la mujer, que se favorece en las sociedades modernas reduce lo humano a un yo abstracto; todos iguales.”
  • “Si hoy la mujer puede elegir con quien se casa se lo debe a unas cuantas mártires cristianas de los siglos II y III, algunas adolescentes como Santa Inés, que se rebelaron contra la ley romana que daba al padre la potestad de decidir sobre el matrimonio. Estas abrieron el camino a una libertad de la mujer que nunca desaparecerá de una sociedad cristiana.”
  • “Las facilidades dadas al aborto promueven la irresponsabilidad en las relaciones entre hombre y mujer. Y eso precisamente va a ser causa de más violencia y más abusos.”
  • “Todo lo que banalice las relaciones sexuales es un mal social muy grave y la primera víctima de ello es siempre la mujer. En el caso del aborto hay otra víctima inocente y que carece de voz y medios para defenderse por sí misma: el niño concebido y no nacido.”