Monseñor Munilla toma posesión de la diócesis con ánimo "pobre y humilde"

Monseñor Munilla toma posesión de la diócesis con ánimo "pobre y humilde"

"Oremos unos por otros, queridos hermanos. No lo digo como una frase hecha, sino con plena convicción de que es el camino para sanar heridas y para alcanzar la meta que perseguimos, que no es otra que dar gloria a Dios".

REDACCION HO.- Monseñor José Ignacio Munilla, nuevo obispo de San Sebastián, ha tomado posesión esta mañana de su cargo en la catedral donostiarra, en una ceremonia a la que han asistido más de 400 sacerdotes y numerosos cardenales y obispos.

En su homilía, el nuevo obispo de San Sebastián ha manifestado su deseo de "entroncarse plenamente" en su diócesis y ha pedido a los fieles que recen "unos por otros" porque ese es "el camino para sanar heridas":

"Me presento ante vosotros pobre y humilde, con la inevitable sensación de que las expectativas que muchos de vosotros podáis tener, son muy superiores a lo que quepa esperar de mí. 

La presión que se genera en ciertos momentos es muy grande. Por ello, quiero pediros a todos vuestra comprensión ante mi pequeñez, al mismo tiempo que vuestra buena voluntad en la acogida de las palabras de este pastor de la Iglesia. El factor mediático tan influyente en nuestros días, contribuye fácilmente a construir castillos en el aire, a ver gigantes donde sólo hay molinos, a engrandecer a quienes lejos de ser supermanes, tan sólo son unos peregrinos más en el camino de la vida; o tal vez, a juzgar como demonios a quienes simplemente comparten nuestra misma condición pecadora.

Por todo ello, permitidme que lo diga una vez más: me presento ante vosotros pobre y humilde, al mismo tiempo que consciente de la misión que he recibido de Cristo y de su Iglesia. Nada busco por mi cuenta y sólo le pido a Dios “acertar”, ser instrumento suyo en la construcción de su Reino… Ser “instrumento”, no más. Pero tampoco menos."

Monseñor Munilla ha señalado que "el misterio de la Iglesia sólo cabe vivirlo en la fe y desde la fe. Cualquier otra cosa, inevitablemente, nos conduciría a malas interpretaciones y a manipulaciones".

También se ha referido a la situación vivida en la diócesis donostiarra a raíz de su nombramiento: 

"El actor mediático tan influyente en nuestros días contribuye fácilmente a construir castillos en el aire, a ver gigantes donde solo hay molinos, a engrandecer a quienes lejos de ser supermanes tan solo son unos peregrinos más en el camino de la vida; o tal vez, a juzgar como demonios a quienes simplemente comparten nuestra misma condición pecadora."

El nuevo obispo, que ha hablado en español y en vasco, ha recordado a sus nuevos fieles que cuenta con su colaboración y con sus oraciones: 

"Queridos fieles de Guipúzcoa: Me presento ante vosotros con pleno deseo y disposición de trabajar en nuestra Iglesia diocesana, de forma que todos juntos sirvamos a Cristo, nuestro Señor. Mi intención es la de entroncarme plenamente en el recorrido de nuestra Diócesis, sumando mis esfuerzos al proyecto pastoral diocesano de una Iglesia al Servicio del Evangelio. ¡No podría ser de otra manera! Caminaremos juntos, creciendo en comunión entre nosotros, en plena apertura y obediencia a las orientaciones de nuestro querido Papa, Benedicto XVI. ¡Confiamos plenamente en el ministerio del sucesor de Pedro!

Debemos ser cada vez más conscientes de que Dios quiere que compartamos nuestros talentos. Estamos llamados a discernir y a reconocer los dones que el Espíritu reparte entre nosotros, de forma que podamos trabajar para fortalecerlos y enriquecernos.

Oremos unos por otros, queridos hermanos. No lo digo como una frase hecha, sino con plena convicción de que es el camino para sanar heridas y para alcanzar la meta que perseguimos, que no es otra que dar gloria a Dios. Os pido que nos tomemos en serio esta llamada que os hago. La oración dirigida a la Virgen María será especialmente eficaz. ¡Bien sabemos de la capacidad que tienen las madres de congregar a sus hijos! Con frecuencia, cuando falta la madre, resulta casi imposible convocar a la familia; sin la madre aquello se convierte en un “desmadre”. Pero nosotros… ¡tenemos madre!; y se llama 'María'. ¡Cada vez que pronunciemos con confianza este santo y bendito nombre -“¡María!”-, nos sentiremos más hermanos!" 

A través de un mensaje del Vaticano, Monseñor Munilla ha recibido el apoyo expreso de Benedicto XVI, sabedor de los problemas con los que se ha tenido que enfrentar el nuevo obispo antes incluso de tomar posesión de la diócesis. Numerosos cardenales, obispos y sacerdotes han expresado asimismo su apoyo a Monseñor Munilla. 

Desde que se conoció la designación del antiguo obispo de Palencia, infinidad de fieles vascos y del resto de España han estado enviando mensajes de cariño, respeto y apoyo al prelado a través de las diócesis de Palencia y San Sebastián y de Radio María, donde el nuevo obispo donostiarra protagoniza uno de los programas de mayor repercusión de la emisora, El Catecismo de la Iglesia Católica, que se emite todos los días, a las 8:00 h. de la mañana, y se ha convertido en un referente para los católicos españoles.

La catedral del Buen Pastor contó hoy con la presencia del Nuncio del Papa en España, monseñor Renzo Fratini, más de 30 obispos y cardenales y una nutrida representación del clero guipuzcoano, cifrado en unas 400 personas. Estuvieron presentes el alcalde de Palencia, Heliodoro Gallego (PSOE), no así el de San Sebastián, y el presidente de la Diputación palentina, Enrique Martín (PP), junto a la presidenta del parlamento regional vasco, Arantza Quiroga. Además 60 periodistas se acreditaron para cubrir el acto, en el que participaron los coros de la catedral donostiarra y de Hernani.