Fallece el obispo que se rebeló ante el comunismo chino

Fallece el obispo que se rebeló ante el comunismo chino

Pasó 28 años en las cárceles comunistas por no aceptar la obediencia al régimen de Pekín, que mantiene secuestrados a varios obispos y sacerdotes.

REDACCION HO.- Mientras los líderes “progresistas” europeos le hacen la ola al régimen comunista chino, las libertades siguen vetadas en aquel país para los ciudadanos. Monseñor Leon Yao Liang es el penúltimo ejemplo de ello.

El obispo auxiliar de Xiwanzi, en la provincia china de Hebei, monseñor Leon Yao Liang, falleció el pasado 30 de diciembre a los 87 años de edad. Monseñor Liang pasó  28 años entre la cárcel y campos de trabajos forzados, condenado por el gobierno comunista chino debido a su fidelidad al Papa y a la Iglesia católica.

El régimen chino no afloja su presión totalitaria ni siquiera con los muertos que provoca: no se conoce cuándo se celebrará el entierro del obispo fallecido porque la noticia de su muerte "está siendo fuertemente controlada por las autoridades chinas", según fuentes de The Cardinal Kung Foundation.

El obispo Liang nació en 1923 en La ciudad de Gonghui, en el condado de Zhagbei. Fue ordenado sacerdote en 1946, y tras ésta, le fueron encomendadas varias parroquias como coadjutor. Posteriormente, el régimen comunista limitó su trabajo pastoral en la región de Xiwanzi y subsistió cultivando hortalizas y vendiendo madera para hacer fuego.

En 1956, fue obligado a entrar en un campo de trabajos forzados y, dos años después, condenado a cadena perpetua. Según detalla la fundación, "su crimen fue estar en comunión con el Papa y con la Iglesia católica universal". En 1984 fue puesto en libertad y en 2002 ordenado obispo por mandato del Vaticano.

The Cardinal Kung Foundation también denuncia la desaparición de tres sacerdotes de la “Iglesia católica clandestina”, el nombre que recibe en China la Iglesia fiel al Papa. Según detalla el presidente de esta institución, Joseph Kung, los religiosos habrían desaparecido en junio del pasado año, hecho que no se ha conocido hasta hoy. Además  recoge que los testimonios de los feligreses apuntan al Gobierno como causante del secuestro.

ung denuncia que el obispo de Xuanhua, en Hebei, está arrestado por autoridades judiciales, y que miembros de la Iglesia Patriótica (la iglesia que se ha sometido al Gobierno) presionan a sacerdotes de la clandestina para que se unan a sus filas.

Además aún hay dos obispos que permanecen en cautiverio: Monseñor Su Zhimin, de 76 años, Obispo de Baoding, desaparecido el 8 de octubre de 1997; y Monseñor Shi Enxiang, de 85 años, Obispo de Yixian, desaparecido el 13 de abril de 2001, además del vicario general de la diócesis de Baoding, Lui Genjun, desaparecido el 17 de febrero de 2006.

Más información sobre la persecución religiosa en Asia