El nacionalismo catalán exhibe sus imposiciones lingüísticas de cara al pacto educativo

El nacionalismo catalán exhibe sus imposiciones lingüísticas de cara al pacto educativo

<a href="http://www.hazteoir.org/node/26758">«La propuesta de pacto educativo, 'mucho ruido y pocas nueces'»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/26743">«Rajoy debe poner orden en su partido en relación con el adoctrinamiento escolar»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/20407">«ChequeEscolar.org rechaza la Ley de Educación de Cataluña por excluyente e inconstitucional»</a>

 CiU, ERC e ICV-EUiA exigen que el acuerdo estatal respete la inmersión lingüística y la LEC, mientras Zapatero anuncia que se reunirá con Rajoy parar tratar el tema "cuando se den las condiciones para darle un impulso definitivo".

REDACCIÓN HO / EUROPA PRESS.-  CiU, ERC e ICV-EUiA han coincidido hoy en exigir que el eventual pacto entre el PSOE y el PP en materia educativa respete el modelo catalán establecido en la Ley de Educación de Cataluña (LEC), no invada las competencias de la Generalitat y respete la inmersión lingüística.

En declaraciones a Europa Press, la diputada de CiU en el Parlament Irene Rigau consideró que, ante un pacto estatal, PSOE y PP también deberían invitar a la federación a sumarse el acuerdo, y expresó sus dudas de que un eventual pacto respete la LEC. Así, recordó que el PP ha presentado un recurso de inconstitucionalidad contra la LEC, mientras que el Gobierno del PSOE abrió expediente informativo e "invade competencias" mediante el decreto de la tercera hora de castellano.

Para ella, el acuerdo debería incluir la gratuidad de la educación para los alumnos escolarizados en centros concertados, y abordar las condiciones de acceso y conocimientos previos del profesorado, para contar con los "mejores profesionales de Europa".

Desde ERC, su portavoz en el Parlament, Anna Simó, dijo que un eventual pacto "constata la necesidad de que Cataluña legisle de forma valiente". Así, se congratuló porque la política lingüística catalana en materia educativa esté blindada por la LEC, porque -en caso contrario- "se hubiera sufrido, y mucho".

Desde ICV-EUiA, su portavoz parlamentaria, Dolors Camats, expresó su "recelo" de que el acuerdo invada las competencias de la Generalitat; entre ellas, el modelo lingüístico. Camats recordó que su formación se opondrá a todo acuerdo que implique una modificación tácita de la LOE, y aseguró que el PSOE, en aras al consenso con el PP, no puede aceptar "renuncias" en ámbitos como la laicidad y abrir las puertas a una invasión competencial.

PSC: el modelo linguístico está fuera

Desde el PSC, la diputada del Congreso Montserrat Palma declaró a Europa Press que ni el PSOE ni el PP contemplan abordar el modelo lingüístico en este pacto. Palma dijo que la sociedad "demanda" un pacto estatal e indicó que los objetivos de este pacto serán herramientas contra el fracaso escolar y la financiación del sistema.

La portavoz del PP en el Parlament, Dolors Montserrat, celebró que el Gobierno central y el PP coincidan en la viabilidad de un pacto estatal, sobre todo si el PSOE se acerca a las tesis populares de una educación "en libertad, de calidad y dando a los profesores todos los instrumentos necesarios para educar a los hijos de los españoles con tranquilidad".

Al preguntársele sobre la posibilidad de que este pacto pueda contrarrestar algunas de las múltiples deficiencias que, como defiende el PP catalán, tiene la LEC, subrayó que "probablemente podría ser una oportunidad".

Desde C's, su presidente, Albert Rivera, recordó que su partido ha abogado por un pacto educativo estatal desde su fundación, y consideró que el documento debe garantizar que la inversión pública por alumno en todas las autonomías sea la misma, y un porcentaje mínimo de horas de docencia en castellano e inglés. También consideró que las autonomías deberían participar en este acuerdo, y volvió a pedir que en Cataluña se aplique el decreto estatal sobre la tercera hora de castellano.

Zapatero afirma que se reunirá con Rajoy cuando se den las condiciones

Por su parte el presidente del Gobierno ha asegurado hoy que se reunirá con el líder del PP, Mariano Rajoy, cuando se den las condiciones para dar un "impulso definitivo" al pacto por la educación que negocian Gobierno y oposición. En la tradicional rueda de prensa para hacer balance de su gestión en el año, Zapatero deseó poder llegar a acuerdos puntuales con el PP, pero dejó claro que no habrá un pacto global para salir de la crisis económica porque entre ambos partidos hay "diferencias ideológicas en el terreno económico".

El jefe del Ejecutivo no puso fecha a su reunión con Rajoy y sólo precisó que espera que sea "cuanto antes". Eso sí, adelantó que no le dirigirá una "convocatoria inesperada", de modo que para que esa cita se produzca tiene que haber "un clima previo favorable" y "una cierta preparación". "Conviene prepararlo bien", afirmó, añadiendo que él se siente "muy cómodo" facilitando "el diálogo y la cooperación".

La cita entre Zapatero y Rajoy está pendiente desde el pasado 9 de septiembre, cuando ambos acordaron públicamente durante un debate en el pleno del Congreso reunirse para hablar de la contención del déficit de las Administraciones Públicas. Esa reunión nunca se produjo pero el pasado 16 de diciembre, y de nuevo en el Pleno del Congreso, ambos insistieron en que querían reunirse para hablar de ese asunto.

Hoy, después de que ayer Gobierno y oposición se mostraran optimistas sobre la posibilidad de un pacto sobre el sistema educativo, Zapatero afirmó que si aún no se ha visto con Rajoy es por una cuestión "puramente de agenda temporal" y que tiene que ver precisamente con estas negociaciones.

Según dijo, su reunión "debe llegar en el momento en que podamos dar un impulso definitivo al pacto por la educación" y que, para hacer la convocatoria, estudiará los "avances" que se produjeron ayer. Sin embargo, no quiso precisar qué temas deben incluirse en ese acuerdo. "No quiero prejuzgar, ni sobre lenguas ni sobre ningun otro tema. Creo que el ministro de Educación ayer se ha mostrado abierto a los temas que ha planteado el PP", se limitó a señalar.

Agenda amplia

No obstante, dejó claro que la agenda de su encuentro con Rajoy no será sólo sobre educación, sino que será "amplia", empezando por "qué ha pasado" con el diálogo sobre energía, el segundo asunto sobre el que Zapatero propuso a Rajoy un pacto al inicio de este curso político.

Y además, aseguró que hablará con Rajoy de la futura Ley de Economía Sostenible, de la crisis económica y de las políticas de consolidación fiscal, el asunto del que inicialmente ambos querían hablar. De hecho, precisó que antes de proponer medidas de reducción del déficit para las comunidades autónomas y ayuntamientos -algo que, aseguró, está en su agenda-- lo discutirá con el líder del PP.

En todo caso, dejó claro que aunque sería "muy positivo" llegar a acuerdos puntuales con el PP, no será posible un gran pacto global contra la crisis. "Ante la crisis económica que vivimos, la grave recesión, cuantos más puntos de acuerdo existan mejor. Hemos tenido alguno en el sistema financiero, deseo poder tener otros en otros ámbitos como la educación, pero en otros temas hay diferencias ideológicas y conviene que eso se tenga claro porque además es la esencia del pluralismo democrático", aseveró Zapatero.

Los Pactos de la Moncloa fueron algo excepcional

Por todo ello, insistió en que a su juicio no son posibles unos nuevos Pactos de la Moncloa que, a su juicio, fueron algo que respondió "a un momento histórico excepcional, que era consolidar la democracia y salir de la dictadura y arrimar el hombro en una circunstancia económica muy dificil".

No obstante, apuntó que, al margen de esas diferencias ideológicas, está la "voluntad que uno tenga de arrimar el hombro". Zapatero dijo que no "juzgaría" la actitud del PP en este campo, pero opinó que es "perfectamente descriptible".

Recursos informativos: