La propuesta de pacto educativo, 'mucho ruido y pocas nueces'

La propuesta de pacto educativo, 'mucho ruido y pocas nueces'

CONCAPA califica de "raquítica" la propuesta de Gabilondo, que sigue "ninguneando" a los padres y se desentiende de los principales problemas: la libertad y la calidad de enseñanza.

REDACCIÓN HO.- Ante la propuesta de Pacto lanzada por el ministro de educación, Ángel Gabilondo, CONCAPA, considera que "un Pacto de Estado debiera servir, por definición, para alcanzar consensos políticos y sociales en aquellas cuestiones conflictivas donde hay problemas y disensos como existen en los dos pilares constitucionales fundamentales: la libertad y la calidad de enseñanza".

"Sin embargo -añade la confederación mayoritaria de padres-, el Ministro de Educación del que esperábamos y esperamos algo más que esta raquítica propuesta de Pacto ha obviado temas de calado tan importante, como el derecho a estudiar en castellano en toda España, la gratuidad de la FP y el Bachillerato en todos los centros de España, la resolución de la asignatura Educación para la Ciudadanía, la transparencia en la gestión de los centros, las necesarias evaluaciones, el derecho de los padres a educar a nuestros hijos según nuestras propias convicciones, el derecho a elegir centro educativo sin trabas ni restricciones, etcétera".

Por ello, CONCAPA advierte: "en la propuesta, llamada ampulosamente ‘Pacto de Estado', se ningunea a la sociedad civil, a los padres -parte fundamental para la solución del deterioro educativo-, una situación a la que nos han conducido las políticas educativas del PSOE durante los últimos 20 años".

La Confederación entiende así que la propuesta de Gabilondo no puede considerarse seriamente como un Pacto de Estado: "en todo caso, podrá llamársele Pacto de Mínimos, Convenio Sectorial, Acuerdo Político... pero poca cosa más. En este Pacto, el Ministro se juega la dimensión de su talla política y, frente a muchos que le habíamos dado un voto de confianza, se juega que su credibilidad y buenas intenciones no terminen en una retórica optimista y vacía de contenido que, por lo visto, le complace al expresar que ‘el Pacto progresa adecuadamente'. Si este es su concepto de progresar adecuadamente el Pacto no tendrá demasiado recorrido".

Por ello, CONCAPA solicita al Ministerio de Educación "valor para denunciar un sistema educativo obsoleto, que no funciona, y el coraje de plantear un Pacto Socialy Político que recoja modificaciones profundas basadas en la calidad, lalibertad, el esfuerzo, el mérito y la suficiencia de medios, sindiscriminación de redes, que haga factible recomponer la deterioradaeducación española".

"Si opta por recoger nuestra invitación CONCAPA le apoyará honestamente -como hasta ahora- por cuanto esto es lo que la sociedad española demanda, y no un mero parche político propuesto por un Gobierno que ha agravado todavía más el fracaso educativo de tantos millones de nuestros jóvenes y que se juega, por última vez, la escasa credibilidad que le otorga la sociedad en matera educativa", concluye la Confederación de Padres.