El juez Serrano acusa de "maltrato psicológico" a Inmaculada Montalbán

El juez Serrano acusa de "maltrato psicológico" a Inmaculada Montalbán

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/26703">Más de 70 asociaciones exigen que se derogue la &quot;violenta&quot; Ley de Género</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/26603">La ideología de género, de nuevo en pie de guerra contra quien osa cuestionarla</a>»

Atribuye a la presidenta y vocal del Observatorio de Violencia de Género del CGPJ una pretensión de "amedrentar" que sería, a su juicio, susceptible de enmarcarse dentro de un acto de "maltrato psicológico".

REDACCIÓN HO.- El titular del Juzgado de Familia número 7 de Sevilla, Francisco Serrano, ha interpuesto sendas denuncias por injurias y amenazas de carácter leve contra la vocal y presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Inmaculada Montalbán, a la que atribuye una pretensión de "amedrentar" que sería, a su juicio, susceptible de enmarcarse dentro de un acto de "maltrato psicológico".

Así lo ha anunciado Serrano en declaraciones a los periodistas, respecto a las declaraciones que ésta realizó a título personal en las que subrayó que insistir en el tópico de las denuncias falsas por violencia de género "carece de rigor y fundamento alguno y denota falta de conocimiento de las estadísticas judiciales y de las características del maltrato a la mujer".

"Me atacó y me amenazó con responsabilidades", aseveró el magistrado en declaraciones recogidas por Europa Press. El juez compareció acompañado de su representante legal, Joaquín Moeckel, y que señaló que, en todo caso, no tendría reparos en retirar estas acciones legales si Montalbán se retractase.

También estaría dispuesto a retirar la segunda acción interpuesta hoy, consistente en la papeleta previa de conciliación de cara a una querella por calumnias e injurias contra varias organizaciones de mujeres de toda España, que el pasado 23 de diciembre solicitaron a través de un escrito remitido al CGPJ la apertura de un expediente disciplinario contra Serrano, por considerar que éste actúa como "altavoz" de los maltratadores por violencia de género.

Estas declaraciones, que el juez de Familia considera atentan a título personal contra su "dignidad", "honorabilidad", "credibilidad" y "profesionalidad", son, a su juicio, "el ataque más grave a un juez", por lo que las consideró palabras de una gravedad "extrema". "El Estado de Derecho está por encima de planteamientos ideológicos", recalcó.

Serrano, en este sentido, reivindicó en numerosas ocasiones su "independencia" e "imparcialidad", ya que "sin estar contaminado por ninguna ideología siempre he pretendido defender a las mujeres maltratadas y a los niños como víctimas colaterales, desde mucho antes de la entrada en vigor de la ley".

Respecto a las declaraciones de Montalbán, explicó que su propia familia se vio afectada por estas palabras y que él mismo es "emocionalmente una persona como cualquier otra, por lo que tengo el derecho, como todos, a defenderme". Negó asimismo que vaya a pedir amparo por ello al CGPJ, puesto que "en lo que respecta a mi actuación judicial no me siento en absoluto intimidado".

"Queda mucho por reformar"

"Me duele que una vocal del consejo diga eso, estaría bien que mis argumentos se contrarrestaran con otros argumentos, pero esto es propio de un Estado totalitario, que algo que piensan todos los profesionales nadie se atreva a decirlo porque luego pasa lo que pasa", indicó el juez, que asimismo estimó, respecto a la situación general de la lucha contra la violencia de género, que "queda mucho por reformar estructuralmente para que la mujer maltratada en España tenga la protección que se merece".

Así, expuso que la actual normativa es "bienintencionada" y que "partió de buenos principios", no obstante lo cual "ya debemos ser capaces de reconocer errores, porque rectificando iríamos mejorando".

Por último, aseveró sobre la petición de expediente hacia su personal al CGPJ, que "si a un juez se le tiene que abrir un expediente para revisar su ideología sería éste otro tipo de Estado, no el nuestro", pues, frente a la posibilidad de resoluciones con "prejuicios" o "sesgos", el consejo "en este caso lo que podría decir es que si alguien considera que he incurrido en prevaricación, que me denuncie".