Concapa Navarra anima a rebelarse ante el aborto en las aulas

Concapa Navarra anima a rebelarse ante el aborto en las aulas

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/25629">Concapa invita a las familias a rebelarse contra la educación sexual obligatoria que impondrá el Gobierno</a>»

Proponen denunciar y objetar “si se obliga a enseñar a nuestros hijos que el aborto es un derecho y no un crimen, o se impone una educación afectivo-sexual contraria a nuestras convicciones”.

REDACCION HO.- La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos hizo el pasado mes de noviembre un llamamiento "a todos los padres para que se rebelen contra la imposición de la Ministra de Sanidad de impartir clases de educación sexual a los alumnos a partir de 11 años". Hoy, desde Concapa Navarra, tras la votación ayer del proyecto de ley del aborto en el Congreso, se ha dado un paso más al proponer a los padres y profesores la objeción de conciencia o la denuncia ante los tribunales "si se obliga a enseñar a nuestros hijos que el aborto es un derecho y no un crimen, o se impone una educación afectivo-sexual contraria a nuestras convicciones filosóficas religiosas o morales".

En un comunicado, la Federación Católica de Padres de Alumnos y Padres de Familia en Navarra advirtió de que la mayoría de las familias españolas "no admitiremos que se imponga por ley o por decreto cuáles deben ser nuestros valores ni nuestras creencias, porque defendemos el respeto a la pluralidad y a la libertad ideológica":

"Haremos lo posible por conseguir la derogación de esta norma. La vida es un derecho fundamental irrenunciable y ello nos exige redoblar nuestros esfuerzos para su defensa."

En opinión de Concapa Navarra, la legislación abortista del PSOE "supone  un total retroceso”:

“Porque sólo reconoce la objeción de conciencia a una parte del personal sanitario, mantiene el aborto libre hasta la semana 14, a partir de los 16 años de edad, y requiere de un único facultativo para que se lleve a delante el aborto."

Según Concapa, esta ley se fundamenta en "la promesa de disminuir del número de abortos, algo falso ya que está demostrado que el aborto no se soluciona con más abortos, sino proveyendo medidas serias como las ayudas a la mujer embarazada, la consideración de miembro de la familia desde que se acredite el embarazo y la formación de los padres para la educación de los hijos en este ámbito para que no se trivialicen las relaciones sexuales".

Desde la Federación Católica de Padres de Alumnos y Padres de Familia rechazaron "de pleno" esta ley "abortista" que "va en contra de la vida del indefenso todavía no nacido, de la maternidad, de la mujer y de la familia". Igualmente, exigen una educación afectivo-sexual "donde prime la responsabilidad y el respeto a la vida, y que sea conforme con las convicciones de los padres".