Feministas y abortorios se felicitan por la ampliación de sus negocios

Feministas y abortorios se felicitan por la ampliación de sus negocios

<a href="http://www.hazteoir.org/node/21098">«Las conexiones entre el negocio del aborto y el feminismo»</a>

REDACCION HO.- La patronal de los abortorios, ACAI (Asociación de Clínicas Acreditadas para la Interrupción del Embarazo), y las feministas se felicitan por la votación de ayer en el Congreso de los Diputados. También celebran que se diera un paso más en la posibilidad de aumentar el número de niños no nacidos exterminados. Y finalmente exigen que la cuota se incremente más todavía, porque no les basta ni con las últimas incorporaciones al texto surgidas del pacto entre PSOE-IU-ERC.

La patronal de los abortorios se frota las manos pero su presidente, Santiago Barambio, condenado por sus malas prácticas en el quirófano, ha declarado ya que quiere más barra libre a la hora de exterminar niños no nacidos. Aunque no lo haya expresado de este modo. Marambio ha dicho que espera que la Ley Orgánica de Salud Sexual y Reproductiva y de la Interrupción Voluntaria del Embarazo  siga mejorándose en su tramitación en el Senado:

"Quedan detalles por pulir."

Un negocio viento en popa

El abortero Barambio considera que la cuenta de resultados del negocio del exterminio de niños no nacidos vivirá momentos esplendorosos si la norma llega a aprobarse, y no solo porque se contempla el aborto libre sino porque los abortorios españoles les quitarán todavía más clientes a los extranjeros:

“Evitará que haya mujeres que tengan que irse a otros países o abortar de forma clandestina."

El lobby feminista, sólidamente anclado en el gobierno socialista, ha aplaudido también la posibilidad de que el negocio aumente. Las feministas han calificado de "muy positiva" la votación de ayer en el Congreso pero también quieren más.

Nosotras parimos, nosotras decidimos el número de muertos

La presidenta del grupo feminista abortista Mujeres Juristas Themis, Altamira Gonzalo, rechaza que las menores de 16 años tengan que comunicar a sus padres su intención de abortar, aunque la familia nunca tenga la menor posibilidad de influir en la decisión de su hija. Para las feministas esto es un atraso, como les sucede a los dueños de los abortorios para los que algunas de ellas trabajan.

Pero las feministas van más allá que sus jefes porque quieren que se pueda abortar en cualquier momento y circunstancia:

“Nos preocupa lo que puede ocurrir con las embarazadas de más de 22 semanas con riesgo de enfermedad grave de la madre."

Otro grupo del lobby abortista feminista, las socialistas de Mujeres Progresistas, declararon por boca de su presidenta, Yolanda Besteiro, que estamos en un "momento histórico" para la mujer española, y apunta su entusiasmo por la propuesta de que la práctica del aborto sea obligatoria para el personal sanitario, y materia lectiva para quien quiera dedicarse a la salud:

"Creemos que el texto se ha visto enriquecido con aportaciones notables como el hecho de que la objeción de conciencia tenga que ser individual y previa, o que la formación de los profesionales sanitarios incluya conocimientos sobre estas prácticas."