El TS falla a favor de la educación diferenciada

El TS falla a favor de la educación diferenciada

La Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Supremo ha dictado hace unas semanas una sentencia desestimando el recurso interpuesto por la Unión General de Trabajadores de la Enseñanza de Asturias (FETE-UGT), a quien además condena en costas, contra varios colegios concertados diferenciados sobre renovación y acceso al régimen de conciertos educativos de centros docentes privados.

HAZTEOIR.ORG.- En dicho recurso UGT afirmaba que los centros Valmayor, Los Robles y Peñaubiña infringían los derechos constitucionales (artículos 14, 16 y 27) discriminando por razón de sexo ya que son sólo de niños o de niñas, y no satisfacen necesidades de escolarización, pues son de élite (art. 14); pertenecen al Opus Dei e impiden la admisión de alumnos que no participen de las creencias religiosas que este profesa (art. 16); no imparten enseñanza gratuita y cobran por actividades complementarias.

"No se ha acreditado que en ninguno de estos centros se haya impedido el acceso de alumnos a los mismos y que los informes de la Inspección aportados al proceso reflejan que Valmayor no es un colegio exclusivamente de niñas, que ninguna familia ha solicitado escolarizar niñas en Los Robles y que Peñaubiña ha admitido a todos los alumnos que lo han solicitado", reza en la sentencia.

A propósito del artículo 16 de la Constitución afirma que no hay constancia de que en algún lugar se diga que en estos centros no se permite el acceso a los alumnos por sus creencias o ideas religiosas. Y descarta la infracción de su artículo 27 porque en la prueba del proceso se ha informado que las actividades complementarias son gratuitas y las extraescolares opcionales.

Los preceptos "que se dicen infringidos no deben distraernos de la cuestión sustancial que plantea, que no es otra que la conformidad con la Constitución de la financiación pública, vía conciertos educativos, de la enseñanza separada impartida por centros privados", dice textualmente la sentencia.

Y añade: "además de no ser la enseñanza separada en si misma discriminatoria, tampoco se adujo norma alguna de nuestro ordenamiento jurídico que la impidiera ni que vedara, en principio, la posibilidad de financiar los centros que la hayan adoptado con fondos públicos... ninguna discriminación concreta se ha producido por el hecho de que los centros que han dado lugar a este pleito impartan enseñanza separada".