Bono tacha a los obispos de hipócritas

Bono tacha a los obispos de hipócritas

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/25853">Bono, más papista que el Papa</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/20306">Bono: el sentimiento religioso es lo menos importante frente a la ley</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/17795">Bono censura los mensajes que piden un pleno extraordinario sobre el aborto</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/24480">Bono arremete contra Mons. Martínez Camino para no definirse sobre el aborto</a>»

Acusa a la Iglesia de haber tratado mejor a Pinochet que a él mismo. 

REDACCION HO.- El pasado viernes, tras la celebración de la Asamblea de Otoño de la Conferencia Episcopal Española, su secretario general, Monseñor Juan Antonio Martínez Camino, dijo en rueda de prensa que "nadie que siga la recta razón puede apoyar ni dar su voto a la ley del aborto".

Hoy José Bono, ha comparecido ante los medios y, ofreciendo una imagen a ratos plañidera, a ratos soberbia, ha dicho que está muy dolido con la CEE y que "los obispos" le han "condenado por ser socialista". Bono se ha alineado con las posiciones abortistas de su partido, al igual que el resto de sus compañeros.

El presidente del Congreso de los Diputados ha acusado a la Conferencia Episcopal Española  de hipócrita al considerar que él ha sido "condenado" por pertenecer al PSOE, mientras que "Pinochet era un asesino desalmado al que se le dio la comunión de manera vergonzosa".

José Bono ha dicho que él no es un asesino y que tiene "la conciencia tranquila":

"Llevo 40 años afiliado al PSOE y no he ocultado que soy cristiano, que quiero acomodar mi vida al Evangelio de Jesús, y lógicamente me duele la declaración que ha hecho la Conferencia Episcopal Española."

A continuación Bono ha adoptado un gesto victimista:

"Esta situación me entristece."

El dirigente socialista ha echado mano del repertorio habitual de agresiones verbales que, disfrazadas de pretendidos argumentos, utilizan los abortistas contra los defensores del derecho a vivir;  

"Me agradaría que [los obispos] reflexionaran y que no me condenaran por ser socialista, no vaya a ser que si yo no fuera socialista aunque hubiera actuado del mismo modo no me hubieran condenado, como ocurrió durante los ocho años que gobernó el PP."

Tergiversando los hechos, manipulando las cifras y mintiendo sobre la propuesta abortista de su gobierno, Bono insinuó que en España hay aborto libre desde que gobernara el PP, y ahora el PSOE se va a acabar con esa situación:

"Se aplicó la ley del aborto, que es mucho peor que la que ahora puede aprobarse, puesto que ha consentido más de 115.000 abortos cada año, que hasta el Consejo de Estado ha hablado de paraíso del aborto libre."

Estas declaraciones fueron realizadas por Bono en el acto de clausura del X Congreso de Escuelas Católicas que se celebró en Toledo y al que fue invitado por los organizadores:

"He recibido por otra parte la solidaridad de muchos religiosos, de muchas otras personas de iglesia, en la que quiero seguir estando y por tanto no voy a buscar el conflicto ni el escándalo."