DAV anuncia nuevas movilizaciones y promete "un calvario electoral" al PSOE

DAV anuncia nuevas movilizaciones y promete "un calvario electoral" al PSOE

La portavoz de DAV, la doctora Gádor Joya, lamenta que "el arranque de uno de los debates parlamentarios más trascendentales para nuestra forma de vida se haya reducido a un espectáculo de besos y abrazos a la ministra del aborto por sus conmilitones".

MADRID, 26 DE NOVIEMBRE DE 2009.- La portavoz de Derecho a Vivir ha seguido desde la tribuna de público del Congreso de los Diputados la sesión en la que se han rechazado cinco enmiendas de devolución del proyecto de ley del aborto al Gobierno, gracias a las alianzas del PSOE con pequeños grupos extremos y con el PNV. “La Cámara se ha partido prácticamente por la mitad [183 votos en contra de las enmiendas, 162 a favor], reflejando la división que provoca el proyecto y echando por tierra la falacia de que se trata de una iniciativa fruto del consenso. Todo lo contrario: es un proyecto pensado para dividir”, comenta la portavoz de una de las entidades que han organizado las dos grandes manifestaciones de este año contra el proyecto de ley.

Gádor Joya acepta que “el resultado de la votación entraba dentro de lo previsto” y advierte de que “la movilización cívica para frenarla no ha hecho sino empezar". "Lo fundamental -añade- ya se ha conseguido: la sociedad española ha despertado y se ha puesto en marcha frente a una ley injusta. La batalla de la Opinión Pública ya se ha ganado con razones, con evidencias y con perseverancia. El trámite parlamentario va a ser una sangría electoral para el PSOE, porque la movilización va a ir a más. El coste político va a ser inasumible para el señor Zapatero”.

La portavoz de Derecho a Vivir destaca asimismo “la pobreza de argumentos, el recurso constante a la demagogia y la banalización del aborto” en la intervención de la ministra de Igualdad. “Lo mínimo que cabe esperar de nuestros legisladores y gobernantes es que se preparen los temas, que conozcan aquello de lo que hablan”.

Gádor Joya constata también que “el Gobierno es totalmente cerril al debate de ciudadanos y expertos sobre este asunto. La intervención de la ministra muestra que no se ha movido un milímetro de los tres o cuatro prejuicios y las tres o cuatro consignas ideológicas con las que emprendieron este proyecto. No escuchan, no les interesa los hechos de la ciencia y el criterio de los juristas, no atienden ni siquiera a los propios dictámenes que encargan a los órganos de relevancia constitucional como el Consejo Fiscal, el Poder Judicial o el Consejo de Estado. Es muy triste comprobar el deterioro de la calidad democrática del Gobierno y la burbuja en la que viven los legisladores del Parlamento, sordos y ciegos a la razón, el sentido común y la sensibilidad de la inmensa mayoría”.

Gádor Joya anuncia finalmente nuevas iniciativas para intentar frenar el proyecto. “Esto acaba de empezar. Vamos a ser más imaginativos y más insistentes, si cabe, en la promoción del derecho a la vida y el derecho a ser madre. Cada vez serán más los ciudadanos que aprecien estos valores y extiendan la simpatía por el bebé no nacido se rebelen contra una realidad violenta y cruel, que todo el mundo, incluso la ministra de Igualdad, coincide en calificar como un drama”.