Rouco denuncia el adueñamiento de los derechos fundamentales por parte del Estado

Rouco denuncia el adueñamiento de los derechos fundamentales por parte del Estado

<a href="http://www.hazteoir.org/node/25613">«La política al servicio del bien común»</a>

Comienza en Madrid el Congreso de Católicos y Vida Pública, en el que el presidente de la ACdP, Alfredo Dagnino, ha recordado que el intento de prescindir de Dios "socava la verdad del hombre e hipoteca el futuro de la sociedad".

REDACCIÓN HO.-  Esta mañana se inauguraba en Madrid el XI Congreso Católicos y Vida Pública, organizado por la Universidad CEU San Pablo de Madrid y la Acción Católica de Propagandistas (ACdP) bajo el lema La política al servicio del bien común, que se prolongará hasta el domingo y entre cuyos grandes objetivos se buscan medios de regeneración de la democracia.

En esta jornada inaugural ha intervenido el presidente de la Conferencia Episcopal Española. Con una breve intervención, monseñor Rouco Varela ha hablado de tres grandes cuestiones en el panorama pre-político actual, comenzando por el de los derechos humanos fundamentales, advirtiendo al poder político de que "no puede invadirlo todo":

"La primera gran cuestión es la de los derechos fundamentales de la persona humana. Se ve este problema en toda su crudeza en la forma en la que es tratado el derecho a la vida prácticamente por todas las legislaciones europeas. Se trata de un orden con un significado jurídico y político anterior a toda actuación positiva del Estado. El Estado es dueño de los derechos fundamentales del hombre".

Las otras dos cuestiones fundamentales destacadas por el Cardenal eran la concepción de soberanía y la relación entre política y bien común. Así, el purpurado se preguntó si puede haber una soberanía que prescinda de los valores éticos de la sociedad, mientras que, por último, planteó el significado del bien común. "Ya se gana mucho si se afirma que el bien común es el bien de casi todos, y tiene que ver con bienes fundamentales de la persona", añadió.

Finalmente, Rouco Varela leyó un telegrama de parte del Papa Benedicto XVI y firmado por el nuncio en España, monseñor Renzo Fratini, mediante el que se unió al encuentro y pidió que se impulsen los valores cristianos en la sociedad y en la política.

"Prescindir de Dios, hipoteca el futuro"

Por su parte, el presidente de la ACdP y de la Fundación San Pablo CEU, Alfredo Dagnino, alertó  en declaraciones recogidas por Europa Press de que prescindir de Dios y actuar como si no existiese "socava la verdad del hombre e hipoteca el futuro de la sociedad".

En este sentido, y tras mostrar su respeto por la autonomía del Gobierno, reiteró que los principios del Estado "no pueden ser independientes ni renunciar a la presencia de la moral en la vida pública".

Así, reiteró su advertencia acerca de que si no existe una verdad última que guíe y oriente la acción política, "entonces las ideas pueden ser fácilmente instrumentalizadas para fines de poder".

Con todo, dijo que resulta "imperiosamente necesaria" la presencia de los católicos en la política. "Para ello, hacen falta hombres que vivan esa presencia como una vocación y compromiso moral", concluyó.

Dagnino tuvo palabras para el nuevo nuncio, quien está a la espera de presentar sus cartas credenciales ante el Rey, y añadió que no pudo acudir al congreso "por motivos ajenos a su voluntad". En cualquier caso, dijo que le ha transmitido "su aliento y felicitación". También recordó al hasta hace unos meses nuncio de Su Santidad en España, monseñor Manuel Monteiro de Castro.

Recursos informativos: